Enrique Guzmán

(El Universal)

Ciudad de México. – “En mi vida, en mi puta vida le he tocado un pelo a esa niña. No tengo modo de decirlo de otra manera”, fueron las palabras de Enrique Guzmán tras ser señalado por su nieta Frida Sofía como un abusador sexual.

El cantante acudió a “Ventaneando” para hablar sobre el tema y asegurar que todo lo que ha escuchado de ella le duele en el alma.

“Oír estas cosas me duelen, porque no las entiendo. No entiendo. Se fue a Miami porque la intentaron secuestrar y desde entonces creció de una manera que no vi y no la consiento, pero tampoco la castigo, no opino, pero quiero saber qué le pasa.

“Cómo puede hablar así de mí cuando dos años antes decía que yo era la maravilla máxima y que me invitaba a Miami para que me la pasara yo con ella y hoy soy un degenerado que le metió mano a los 5 años y yo no sé ni dónde se le pude meter la mano a alguien. Yo no sé qué hacer”, aseguró llorando.

Recalcó que nunca le ha tocado un pelo a su nieta, que lo único que ha hecho es verla crecer. También explicó que en ningún momento se quedó solo con ella cuando era niña para hacer lo que se dijo.

“No le he podio más que verle su cara y verla crecer y es lo único que conozco de ella. No la he tocado nunca en mi vida, de ninguna manera, ni de la cintura ni de la mano ni de darle un beso en un cachete.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.