Bitácora

CORRÍA el año 2015, el 30 de abril para ser exactos, cuando la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial (TEPJF) determinara revocar el acuerdo del Consejo General del INE por el que se registró la candidatura de Marcelo Ebrard Casaubón, -actual Secretario de Relaciones Exteriores-, a diputado propietario plurinominal por el partido Movimiento Ciudadano, debido a que Ebrard participó en ese tiempo en procesos internos de selección de candidatos por dos partidos diferentes de manera simultánea, por mayoría de votos de los magistrados se determinó cancelar su registro, por competir en los procesos del PRD y del MC sin que existiera convenio alguno de coalición, y con esto “vulnera el principio de equidad de la contienda, ya que ubica en un plano de ventaja frente a los demás aspirantes”…

QUIENES impugnaron ante el TEPJF el registro de Marcelo Ebrrad, fueron el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), el PANAL y dos ciudadanos, los magistrados fundamentaron su decisión en la infracción a la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LEGIPE) que prohíbe la participación simultánea en dos procesos internos de diferentes partidos en un mismo proceso electoral, ordenado en el Artículo 227, párrafo 5 de la mentada ley, justificaron que la norma se encuentra en dar certeza a los procesos internos de los partidos políticos, garantizando el cumplimiento estricto de la normatividad interna, el Artículo 227, párrafo 5, establece que ningún ciudadano podrá participar simultáneamente en procedimientos de selección interna de candidatos a cargos de elección popular por diferentes partidos políticos, salvo que entre ellos medie convenio de coalición, esta resolución, obviamente causa jurisprudencia, es decir, en caso de presentarse un caso similar, al ya estar determinado, el TEPJF deberá de actuar de la misma manera que con el caso Ebrard…

¿A qué viene tanto rollo de hace seis años?, se preguntará con justa razón Usted querido lector, pues resulta que al menos, un actual candidato se encuentra en una situación similar, se trata del alcalde capitalino Xavier Nava Palacios, ex aspirante a la candidatura del PAN a la gubernatura, y quien hoy busca reelegirse en la presidencia municipal cobijado bajo las siglas de Morena, ¿y Leonel Serrato que buscó por Morena la gubernatura y ahora es abanderado del Partido Verde y el PT a la alcaldía de SLP?, se preguntará también Usted, pero en el caso del fedatario es distinto, Leonel, efectivamente se inscribió al proceso de Morena pero este proceso fue cancelado por cuestiones de equidad de género, si bien Serrato impugnó, antes de aceptar la candidatura del Verde, retiró las impugnaciones…

EN el caso de Xavi Nava es distinto, se inscribió en el proceso interno del PAN, realizó precampaña y en las urnas fue derrotado, posteriormente impugnó el proceso, después, inexplicablemente Morena lo cobijó, le abrió las puertas y sería registrado en las próximas horas como su candidato a la alcaldía capitalina; el problema de Nava es que a pesar de ya estar anunciado e inscrito en el proceso de selección de Morena, continuó con las querellas judiciales por el proceso panista y nunca las retiró, todavía el pasado 18 de febrero, el Tribunal Electoral Estatal emitió un resolutivo sobre las querellas de XNP, que por cierto también las declaró infundadas, por lo tanto, el alcalde con licencia en busca de la reelección está al filo de la navaja, si alguien lo impugna, en fin. Por cierto, tómelo bajo reserva, pero trascendió que la desesperación de Xavi Nava para reelegirse en la alcaldía no es su “vocación de servicio”, sino un enorme boquete a las finanzas municipales que se quedan cortas a las que XNP denunció de su antecesor, ¿será?…

PD.- Se nos fue un entrañable amigo y un extraordinario ser humano, el Ingeniero José de Jesús Ponce Zúñiga, un hombre íntegro, bondadoso y decente como pocos, lo conocí hace casi 40 años, en la “grilla” universitaria, cuando quien esto escribe buscaba la presidencia de la FUP, -en mayo se cumplirían 33 años-, Ponce se desempeñaba como jefe de mantenimiento de la UASLP; el entonces rector, Alfonso Lastras, que no quería que llegáramos a la FUP, amenazó a José de que sí seguía con mi amistad lo despediría, el “Ponciano” nunca se dejó de amedrentar y “el chamuco” Lastras lo corrió, cuando Ponce cobró su liquidación ese mismo día, me la entregó íntegra para que compráramos un vehículo para hacer campaña, lo cual hicimos y ganamos la Federación, ese fue el día que vi más contento a José y donde aprendí que la dignidad y la amistad valen mucho más que el dinero. Adiós amigo José, gracias por tus enseñanzas, tu amistad y tu lealtad, te vamos a extrañar…Armando Acosta