Recuperan cuerpos de sacerdotes y guía

 

(EFE)

Cerocahui, Chih.- Las autoridades localizaron este miércoles los cuerpos de los dos sacerdotes jesuitas y el guía turístico asesinados el lunes en el municipio de Urique, en el norteño estado de Chihuahua, donde continúa la búsqueda del presunto asesino.

“El día de hoy gracias a un esfuerzo extraordinario de la fiscalía general el estado (…) hemos logrado localizar y recuperar, y esto comprobado por medicina forense, los cuerpos de los sacerdotes jesuitas de Javier Campos y Joaquín Mora, y del guía de turistas Pedro Palma”, dijo la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos.

El fiscal del estado de Chihuahua, Roberto Fierro Duarte, informó que los cuerpos de los dos sacerdotes jesuitas y el guía de turistas fueron ubicados en la zona conocida como Pito Real, la cual está sobre la carretera entre San Rafael a Creel en el estado de Chihuahua.

Asimismo, indicó que se aplicaron los protocolos de identificación, además de seguridad, los cuales incluyen el apoyo integral de los operativos y la presencia de los cuerpos de seguridad de los tres órdenes de gobierno, ya que la prioridad será brindar la seguridad y la certeza a los habitantes.

La tarde del lunes, los sacerdotes Javier Campos Morales, de 79 años, y Joaquín César Mora Salazar, de 80 años, intentaron auxiliar y brindar protección a un hombre que entró a la iglesia huyendo de personas armadas, por lo cual fueron asesinados.

Después del ataque los cuerpos fueron retirados de la parroquia Francisco Xavier en localidad de Cerocahui, en Chihuahua, lo que provocó la indignación de la sociedad mexicana.

Este miércoles, según pudo atestiguar Efe, el pueblo de apenas 1.000 habitantes permanece cercado por el Ejército y el acceso a la zona está restringido mediante múltiples retenes.

Las autoridades buscan localizar a José Noriel Portillo Gil, conocido como “El Chueco”, el presunto sicario que asesinó a los sacerdotes y al guía.

Los pobladores, que no quieren hablar ante las cámaras, solo comparten que lamentan la muerte de los sacerdotes y aseguran que eran muy queridos en el pueblo.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.