Lengua de lava devasta viviendas

 

(AP)

La Laguna, Esp.- Ríos gigantes de lava avanzaban lenta pero implacablemente hacia el mar el lunes después de que un volcán entró en erupción en una isla española frente al noroeste de África, donde la oportuna evacuación ayudó a evitar víctimas.

Los largos ríos de lava se deslizaban por las laderas del volcán, expulsando columnas de humo blanco a sus costados mientras devoraban casas, jardines y piscinas en un sendero de destrucción.

Un estruendo incesante, similar al del paso de un avión, procedía de la cadena montañosa Cumbre Vieja, donde el domingo comenzó la erupción cuando dos fisuras comenzaron a expulsar magma y pusieron en movimiento los ríos de lava.

En los últimos días, los científicos estuvieron monitoreando el área en la isla de La Palma, parte del archipiélago de las Islas Canarias, debido a un aumento repentino de sismos, en su mayoría pequeños, y las autoridades evacuaron rápidamente a unas 5.500 personas.

La lava destruyó más de 100 residencias en las laderas. Una de ellas pertenecía a Matthias y Anette Fuchs, una pareja alemana de 65 y 64 años, respectivamente.

“Era un lugar especial, lo vimos una vez y nos enamoramos”, dijo Anette Fuchs a The Associated Press, recordando las enormes cenas que organizaban ahí para amigos y familiares. “Era un paraíso”.

La lava se estaba desplazando hacia el mar a unos 700 metros (2.300 pies) por hora, según el Instituto Volcanológico de Canarias. Los científicos que monitorean la lava midieron su temperatura en más de 1.000 grados Celsius (más de 1.800 Fahrenheit).

El lunes por la noche, la lava comenzó a emanar de una nueva fisura del volcán, lo que obligó a las autoridades a ordenar la evacuación de otro vecindario y cerrar algunos caminos. De momento se desconoce cuántas personas resultaron afectadas.

El Instituto Volcanológico de Canarias reportó el domingo una primera erupción poco después de las 3 de la tarde cerca del extremo sur de la isla, donde la última erupción previa fue en 1971.

Antes de la erupción se registró un sismo de magnitud 4,2 en la zona conocida como Cabeza de Vaca, en la ladera occidental de la cordillera.

La Palma, donde viven 85.000 personas, es una de las ocho islas volcánicas del archipiélago canario. En su punto más oriental, las islas están a 100 kilómetros (60 millas) de Marruecos.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.