La violencia no da tregua en Guerrero

 

[ El Universal ]

Chilpancingo, Gro.- El 24 de octubre, el presidente Andrés Manuel López Obrador, junto con los 22 secretarios de su gabinete, refrendaron su apoyo a la gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado Pineda, y ofrecieron ayuda en el combate a la violencia.

Anunciaron en Chilpancingo la implementación del Plan de Apoyo a Guerrero.

“No vamos a permitir la impunidad porque crece, se reproduce. Impera la delincuencia cuando hay impunidad, cuando se asocia la delincuencia con la autoridad”, dijo ese día el Presidente frente a la gobernadora y los gabinetes de ambos.

De eso ha pasado un mes y el apoyo ha llegado a medias y es insuficiente. En materia de seguridad, arribaron a Guerrero 200 marinos que se distribuyeron en Acapulco, Chilpancingo e Iguala para detener el incremento de la violencia en esos municipios; sin embargo, los asesinatos, las desapariciones y los ataques armados no paran.

En este mes los transportistas de Acapulco estuvieron en la mira: 13 han sido asesinados, siete de ellos eran choferes de camiones urbanos que circulan por la costera Miguel Alemán.

De esos siete, cuatro fueron hallados desmembrados en una camioneta en una colonia de la periferia, tras un enfrentamiento entre militares y criminales.

En este tiempo, el reforzamiento no ha podido detener los asesinatos y ataques en la zona turística. El crimen más reciente ocurrió el 18 de noviembre en playa Caleta. Hombres armados persiguieron a un prestador de servicios turísticos. No se detuvieron: lo asesinaron frente a familias que estaban en la playa.

En Chilpancingo comenzó el repunte de la violencia. La madrugada del domingo, hombres armados quemaron seis locales del principal mercado de la ciudad y una camioneta. Esa misma noche se reportaron balaceras en distintos puntos.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.