Gringos vienen por leche para bebé

 

(El Universal)

Reynosa, Tamps.- Poco a poco, los anaqueles de los centros comerciales en Reynosa, Tamaulipas, comienzan a vaciarse de diversas marcas de leche en polvo para bebés, luego de que en Estados Unidos existe un desabasto de estos alimentos.

Frisolac, Enfamil, Similac y Enfagrow, las marcas más buscadas por las familias del Valle de Texas que cruzan la frontera para adquirir fórmula para sus hijos. Alejandra Cavazos quien radica en Mission, Texas, asegura que su hija, de siete meses de edad, es alimentada con fórmula de la marca Enfamil la cual se encuentra agotada.

“Yo voy a Reynosa pero compro leche Enfagrow para enviarla a San Antonio, porque mi hermana tiene un niño de cinco meses y en ocasiones, no encuentra esa marca”.

Comenta que en Reynosa, esta marca de leche tiene un costo de 360 a 380 pesos, poco más de 18 dólares.

“Ella estaba pagando hasta 30 dólares por una lata, casi 570 pesos. En algunas otras zonas de Estados Unidos están pagando mucho más por la leche y en otras ciudades, no tienen en existencia”. Cavazos indicó que para los padres de familia que deben alimentar a sus hijos con productos especiales, resulta angustiante, no encontrar leche para sus bebés.

“Hay niños que no toleran la lactosa, que padecen reflujo y deben alimentarse con leche especial y esas son las que más rápido se acaban en Estados Unidos”.

Hasta el momento, asegura el gerente de un conocido centro comercial en esta frontera, no existe desabasto de fórmulas para bebé. “Hemos notado que algunas marcas están siendo más adquiridas, pero siempre tenemos en existencia. En cuanto notemos que exista mayor demanda, podríamos hablar de solicitar una mayor cantidad de producto”.

Aseguró, que tampoco se han incrementado los precios como sucede en otras fronteras del país. Renata Zavala, residente en Reynosa, Tamaulipas, ha decidido comprar producto de más, ya que en caso de desabasto, podrá contar con fórmula para su bebé. “Mi hijo toma la leche Friso y Enfagrow, tengo entendido que son las más compradas en Estados Unidos, por eso estoy comprando dos latas más cada semana”.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.