Fuego y calor abrasan Europa

[ EFE ]

Atenas/Estambul.- El sureste de Europa sufre una histórica ola de calor extremo, con picos de más de 45 grados, que ha desatado incendios forestales por toda la región y ha provocado muertes, evacuaciones masivas, la destrucción de cientos de hogares y de miles de hectáreas de vegetación.

En la última jornada se han declarado 118 incendios en Grecia, donde, aunque afortunadamente hasta ahora no ha habido víctimas, miles de hectáreas continúan ardiendo sin control, especialmente en la isla de Eubea y en el Peloponeso.

A las autoridades preocupa también el fuego que se aproxima con rapidez al yacimiento arqueológico de la Antigua Olimpia, donde se celebraban los Juegos Olímpicos en la Antigüedad, cerca del cual se han visto ya destruidas varias casas. Medios locales informaron de varias personas atrapadas en sus hogares en esta zona.

Continúa la lucha contra los incendios en Turquía, donde en una semana se han declarado más de 170 focos, la gran mayoría ya extinguidos o bajo control, pero aún con 16 frentes activos en siete provincias del sur y este del país.

Las altas temperaturas en el Mediterráneo oriental han afectado estas regiones de Turquía, con temperaturas de hasta 44 grados en la ciudad meridional de Antalya y 42 en la turística Marmaris, dos de las zonas más afectadas por los incendios.

También en Bulgaria, donde las temperaturas alcanzan los 42 grados, los incendios han hecho estragos en los últimos días, destruyendo grandes áreas de bosques, pero sin causar, de momento, ni muertos ni heridos.

En Albania un hombre de 64 años murió al ser alcanzado por las llamas en el patio de su casa, uno de tantos incendios que ha arrasado miles de hectáreas forestales.

En Kosovo murió, probablemente sofocado, un hombre de 57 años, en un incendio en la aldea de Novo Selo que lleva días azotada por varios focos en mitad de las altas temperaturas y fuertes ráfagas de viento.

Una docena de incendios están activos en Macedonia del Norte, de los cuales sólo dos están controlados y, aunque hay varias poblaciones en riesgo, de momento no hay vidas en peligro ni se han registrado víctimas. El Gobierno ha prohibido la circulación en áreas forestales.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.