Exigen a gobierno que cese ataques a curas y a iglesias

(EFE)

Ciudad de México.- La Comisión Mexicana de Derechos Humanos (CMDH) exigió este miércoles al Gobierno federal detener los ataques en contra de ministros de cultos que se han suscitado durante las últimas semanas, ya que la falta de libertad de expresión de los sacerdotes se ha traducido en inseguridad hacia ellos y sus iglesias.

“La CMDH exige al Estado Mexicano que respete la libertad de expresión en su más amplio sentido y no intervenir, al menos que hubiera algún delito, ya que nos enfrentamos a una clara persecución en contra de ministros de culto de la iglesia católica”, señaló el organismo en un comunicado.

Según la Comisión, esta persecución se ha visto reflejada también en una serie de procesos sancionatorios iniciados por autoridades electorales a ministros de la Iglesia católica.

“Del mismo modo las omisiones al Estado de Derecho, así como la pésima estrategia de seguridad de parte del Gobierno se ven reflejadas en los altos índices de violencia, homicidios a periodistas, sacerdotes y ciudadanos”, lamentó la CMDH.

La organización también se sumó a la exigencia de paz de las diferentes comunidades religiosas de México que han sufrido ataques directos “o bien señalamientos e insultos”.

Asimismo, exigió a las autoridades mexicanas el “respeto absoluto” a los derechos humanos de todas las personas, pero en específico a los ministros de culto, además de que se consigne y se busquen todas las medidas para establecer el Estado de Derecho en la República Mexicana.

“No solo para los ministros de culto, sino para todos los mexicanos, porque estamos viendo una gravísima alteración en las libertades, en la vida y la seguridad de los mexicanos”, precisó.

Finalmente, pidieron que cese el hostigamiento a los pastores de la iglesia católica en especial y a cualquier otro ministro de culto.

De acuerdo con la comunidad jesuita en México, al menos siete sacerdotes han sido asesinados durante la administración de López Obrador.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.