“Acá está papá, no les tengo miedo”

 

(El Universal)

Cuernavaca, Mor.- A su estilo, como en las canchas, Cuauhtémoc Blanco responde a sus adversarios políticos: “Acá está papá, no les tengo miedo”, y arremete contra Jesús Alberto Capella Ibarra, excomisionado de Seguridad Pública y el exmandatario estatal Graco Ramírez (2012-2018), ambos señalados por el gobernador como presuntos responsables de orquestar la “guerra sucia” en su contra.

Blanco encabezó una gira de trabajo en zona oriente luego de una quincena turbulenta para su administración, tras la publicación de una fotografía donde aparece con tres líderes del crimen organizado, y afirma que hay muchos que quieren adelantar la sucesión de 2024 mediante su salida anticipada del cargo.

“Muchos cabrones quieren que me vaya, pero no me voy a ir. Muchos narcopolíticos y la política que le ha hecho daño al estado, quiere que me vaya, pero aquí sigo firme. Que les quede clarito: a mí no me van a apantallar, ni amenazar. Por eso el estado está así en pobreza y en delincuencia organizada», expresó.

De Capella afirmó que desde que llegó con Graco Ramírez en abril de 2014 cometió muchas irregularidades. “Yo se lo comenté al gobernador de Quintana Roo (Carlos Joaquín González) cuando se lo llevaron para allá: ‘tenga cuidado porque este (Jesús Capella) estaba metido con gente de la delincuencia organizada y pactó con ellos’. Y lo mismo que hizo aquí en Morelos lo hizo allá en Quintana Roo”, dijo.

A Blanco Bravo nadie le quita la idea de que el exgobernador Graco Ramírez y Capella Ibarra fueron cómplices de Santiago Mazari, El Carrete, líder de Los Rojos, y en ese sentido dijo que lo único que pide a la Fiscalía General de la República es que sea contundente con las investigaciones, que la carpeta no se quede bajo la mesa.

El gobernador se dio tiempo para afirmar que los políticos que lo atacan están ‘hambreados’ para agarrar un hueso, para seguir fastidiando a la gente:

“Esos políticos que se aventaron las elecciones anteriores (2021), esos mismos hambreados quieren seguir con otro hueso. Ya están enterrados y quieren otra vez salir a buscar un puestito, llámese diputado, presidencia municipal, senador, hasta mi mesa quieren. A mí quedan tres años”, resaltó.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.