Timbiriche, de aniversario

(EFE)

Ciudad de México. – La banda mexicana Timbiriche, que comenzó como grupo infantil y que avanzó hasta ser de adultos, fue un semillero de talentos, polémicas y éxito que marcó la industria del entretenimiento en México en las décadas de 1980 y 1990, pero 40 años después de su formación su recuerdo pasa sin celebraciones oficiales y su éxito se ve nublado por problemas de escándalos sexuales.

En México, el Día del Niño se festeja el 30 de abril y en esa fecha, pero de 1982 irrumpió en la escena nacional un grupo de seis niños que buscaban no solo ser la siguiente promesa del espectáculo, sino la competencia directa a la agrupación española infantil Parchis.

Paulina Rubio, Mariana Garza, Alix Bauer y Diego Schoening habían sido los más simpáticos y destacados de entre 600 niños que la actriz y productora Martha Zavaleta se dio a la tarea de analizar para formar la obra “La maravilla de crecer”.

El proyecto hizo que productores influyentes del momento se fijaran en aquellos niños de entre 10 y 12 años, y crearan el concepto musical que arrasaría con corazones de miles mexicanos que conocieron a la banda en “Siempre en domingo” (1969-1998).

Para entonces, Sasha Sokol y Benny Ibarra ya habían sido integrados a la agrupación y como padrinos de debut tuvieron al español Miguel Bosé.

“Llegamos (al estudio) y nos dijeron vamos a grabar ‘Hoy tengo que decirte papá’. La grabamos y fue un desastre, nadie tenía experiencia, nadie sabía si estábamos afinando o no, fue un desastre”, recordó Ibarra en entrevista para portal digital en 2021 sobre la primera vez que como banda pisaron el estudio de grabaciones.

En la misma entrevista, Ibarra señalaba como las grandes mentes del proyecto a su tío, el productor de bandas como Garibaldi y Kabah, Luis de Llano, señalado en un escándalo de abuso, y al compositor Memo Méndez Guiú.

Con producción inicial de dos álbumes por año, que después mutó a uno cada doce meses, grabó 12 discos de los cuales 11 tuvieron gran recepción.

Con los años y la etapa de madurez de los integrantes, el público se acostumbró a que la agrupación cambiaba de integrantes, siendo Ibarra y Sokol los primeros en partir por sus proyectos personales, seguidos por Mariana Garza.

Esto hizo que se convirtieran en plataforma para artistas jóvenes mexicanos, de los que destacan nombres como Thalía, Edith Márquez, Biby, Eduardo Capetillo y Erik Rubín.

Tras el lanzamiento del disco número 12 de la agrupación -que solo logró el éxito de una canción-, la banda se desintegró de manera silenciosa y sin anuncio formal.

Para 1998 se vivió un reencuentro acompañado de una gira de los integrantes originales que conmocionó al público y que se repitió en diversas ocasiones con menos integrantes debido al éxito en las carreras solistas como la de Paulina Rubio.

Sin embargo, la gran polémica en el grupo se dio hace poco más de un mes cuando Sasha Sokol rompió el silencio el 8 de marzo y acusó por medio de redes sociales a Luis de Llano de abuso al describir la relación que mantuvieron cuando ella tenía 14 años y él 39, durante el tiempo en el que trabajaron juntos.

Bookmark the permalink.

Comments are closed.