Rob Schneider con humor latino

(El Universal)

Ciudad de México. – Este año, Rob Schneider cumple 10 años de estar casado con Patricia Azarcoya, quien le enseñó su pasión por la cultura mexicana, por temas de Luis Miguel, afición por el club Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León y comida mexicana.

“Mi español no es muy bueno y la comedia es distinta de un lugar a otro, pero estar con Patricia me ha abierto posibilidades de probar nuevas cosas, de retarme y descubrir literalmente un mundo nuevo”.

Aunque viven en Los Ángeles, confiesa que gracias a su esposa suelen convivir de forma mexicana y tradicional; una en la que en sus días libres se quedan en casa y pasan horas en uno de sus pasatiempos, el karaoke.

“Dice mi esposa que canto muy bien, yo digo que exagera, pero sí me gusta cantar, a ambos nos encanta hacerlo y esa es una de nuestras grandes pasiones, tengo canciones y cantantes mexicanos que son de mis favoritos y por quienes también he avanzado en mi español”.

Admite ser fan de Luis Miguel. Este fanatismo quedó demostrado cuando en “¿Quién es la máscara?”, cantó tema con fluido español.

Confiesa que desde hace años busca perfeccionar su español, por lo que además de tener profesores para mejorar su acento y conversación, desea aprender más del humor mexicano, el cual, dice, es más complicado de lo que creía y muy diferente al suyo.

“Los mexicanos tienen humor muy desarrollado, es complicado querer hacerles frente, porque de entrada tienes que dominar muy bien el idioma y todo el contexto, tanto para entenderle como para responder, es muy difícil hacer comedia en español”, señala.

Ahora, Rob Schneider está listo para su debut en cine en español luego de años de tener una estrecha relación con la cultura latina.

Después de todo, su esposa es mexicana, él le va a los Tigres de la U. de Nuevo León y Derbez está entre su lista de amigos.

Ahora, el actor estadounidense estará detrás y delante de cámaras en “Amor es amor”, su primera película hablada completamente en español.

“México es básicamente mi segunda casa, donde conocí a mi esposa y donde se hicieron algunas de mis películas favoritas en el mundo, por lo que dirigir y protagonizar una película latinoamericana es una alegría, un placer y algo natural para mí”, dice el actor.

Además de su amor por la cultura mexicana, nunca ocultó su pasión por el futbol local. De hecho, muchos ya lo reconocen como hincha de Los Tigres (al igual que su esposa y su suegro) e incluso ha asistido a partidos en su Estadio Universitario.

Bookmark the permalink.

Comments are closed.