Melissa Barrera “Grita” su éxito

[EFE]

Nueva York. – Casi exactamente 25 años después de estrenarse con enorme éxito la primera entrega de “Scream”, la saga vuelve a la carga por quinta vez en una película que destaca por su dosis extra de sangre y, como novedad, actores de origen latinoamericano entre sus protagonistas, como la mexicana Melissa Barrera.

“Queríamos que fuera una película que mantuviera a los fans que han sido parte del ‘fandom’ por 25 años y han amado las primeras cuatro películas, darles a ellos una película que fuera digna, pero también que fuera lo suficiente fresca y nueva” para el público que se acerca por primera vez, explicó Barrera en una entrevista.

Lo último de “Scream”, que llega a cines de todo el mundo, es la primera cinta de la serie de terror que no ha dirigido Wes Craven, fallecido en 2015, y aunque nuevos directores -Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett- respetaron buena parte de las características que han convertido al fantasma asesino Ghostface en todo un icono cultural, le añadieron buena carga de “gore”.

“Es el toque de Matt y Tyler (…) Ellos son mucho más sangrientos, son mucho más gore”, dijo la actriz, de 31 años y cuya presencia en Hollywood es cada vez más notable.

La producción no escatima en sangre falsa, donde también pueden verse primeros planos de cuerpos mientras son pasto de las llamas, puñales que atraviesan cuellos o manos, o personajes que son abiertos en canal.

“Ese es el toque que ellos traen a esta nueva entrega de ‘Scream’, y como con cada entrega vamos subiendo de nivel, tienes que seguir dando más para que los fans estén contentos. Creo que era la dirección natural hacia donde teníamos que ir”.

El argumento gira en torno al personaje de Barrera (Sam), que años después de haber huido de la pequeña localidad ficticia de Woodsboro regresa para rescatar a su hermana pequeña Tara (Jenna Ortega), después de que haya sido apuñalada en la ya clásica escena de introducción de “Scream”: extraño aterroriza a una joven durante llamada telefónica que desemboca en un brutal apuñalamiento.

Junto a rostros nuevos de Barrera y Ortega aparecen en los tres protagonistas de la primera entrega -Courtney Cox, David Arquette y Neve Campbell-, presencia que supuso arma de doble filo, creando nerviosismo y tranquilidad al mismo tiempo entre el resto del elenco.

“Sentía mucha presión (…) por lo que mi personaje representa en la cinta y por actuar al lado de Sidney Prescott y Gale Weathers”, dijo en referencia a los personajes que encarnan Cox y Campbell, dos actrices a las que describió como “iconos del terror”.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.