La banda Coldplay retorna galáctico

(AP)

Nueva York. – La última vez que Coldplay lanzó álbum, fue como cálida acogida de la Tierra. Esta vez, la banda británica va más allá, a niveles cósmicos.

“Miramos hacia arriba y hacia afuera y tratamos de encontrar respuestas, y creo que tal vez estamos tratando de encontrar alguna perspectiva”, dice el baterista Will Champion.

“Music of the Spheres” es una colección de 12 canciones con oleadas de sintetizadores y melodías etéreas. El tema “Infinity Sign” suena como si se hubiera creado dentro de explosión de estrellas y “Biutyful” es éxtasis en forma de música. Este es un álbum que debería sonar mientras astronautas se reúnen en estación espacial que gira lentamente para una fiesta galáctica.

“Es un poco más grandioso en su sonido”, dice, Chris Martin. “Las canciones son lo primero, aunque el marco del título de ‘Music of the Spheres’ dice fácilmente qué temas podrían caber en él. Pero siempre estás a merced de qué canciones deciden aparecer”.

Guitarrista Jonny Buckland usa analogía de pesca: “El concepto construye la red, ¿sabes a qué me refiero? Y luego red captura el tipo de pez que desea”.

Las semillas del álbum se sembraron hace años, cuando la banda estaba terminando su gira “A Head Full of Dreams”. La pandemia revirtió sus planes y dio lugar a su último disco, “Everyday Life”, trabajo introspectivo, denso y complejo, con palabras habladas o cantadas en árabe, español, zulú e igbo.

“‘Everyday Life’ era sobre convertir las grandes preguntas en algo personal. Este se trata de convertir las cosas personales en grandes preguntas”, explica Champion. “Tú sabes, ‘¿qué hacemos todos aquí y cuál es el propósito de nuestra banda y por qué estamos aquí?’”.

Esta vez, el cuarteto se asoció con el productor Max Martin, a quien le atribuyen un enfoque de menos, es más. Martin ayudó a la banda por ricas orquestaciones a que sus canciones respiraran.

“Históricamente, como banda, tendemos a llenar espacios”, dice Champion. “Pintamos con muchas capas, usamos grandes cuerdas y sintetizadores. Y una de las razones por las que creo que todos sentimos un gran alivio al trabajar con Max es que él es muy consciente de no llenar demasiados vacíos”.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.