Jane Seymour rompe reglas

(El Universal)

Ciudad de México. – En los 90, Jane Seymour fue conocida en México y Latinoamérica como Dra. Quinn, mujer que se dedicaba a curar en el viejo oeste en el siglo XIX; papel le valió reconocimiento y la forma en la que la británica buscaba mostrar historias de mujeres que llevaran el rol protagónico en lugares en los que no se les permitían.

“Mi personaje en Dra. Quinn se desarrolla en 1800, época en la que mujeres tenían poca participación en lo laboral, ella salvaba vidas y vivía en un mundo de hombres, pero, si pensamos más, la serie se hizo en los 90, y si bien había papeles femeninos importantes, tampoco llevaban el rol principal, así que me gusta pensar que, el éxito que tuvo el show habla mucho de lo que la gente quería ver en pantalla”.

Jane conquistó tanto el cine como la TV y ahora llega a plataformas con su papel como la enigmática detective Harriet “Harry” Wild en “Harry Wild”, serie original de Acorn TV.

La historia, que estrena este jueves, sigue a Harriet, profesora de inglés, jubilada, convertida en detective que resuelve crímenes con hombre astuto Fergus (Rohan Nedd), a quien conoció cuando la asaltó.

Para Jane esta serie es divertida y compleja, un recordatorio de que mujeres son vivaces, inteligentes y sexys a cualquier edad, especialmente cuando persiguen su vocación.

Detalló que de las cosas que más le llamó la atención es la manera en la que retrata a mujeres de su edad, ya que Harry es inteligente y astuta pero también sexy y femenina.

“Es ridículo pensar que un número te defina. Quiero decir, número es un número. Tu actitud hacia la vida es de lo que se trata. Puedo pensar en personas muy jóvenes que se comportan bien, ya sabes, viejas y cerradas y entregadas. Puedo pensar en personas que conozco de mi edad y mayores que son imparables.

Una de las características de su papel y que trae mensaje alentador para mujeres maduras es que se puede ser inteligente y sexy sin importar lo que digan los demás. Seymour demuestra que no hay edad para sentirse así.

“He interpretado a personajes caóticos, mujeres que chocan en sus relaciones y luego viven especie de adolescencia sexual, ya mayores. Mujeres de mi edad son activas, e incluso mayores. Es inspirador para saber que ya no hay bloqueo de edad para ser ser humano sensual, si así lo decides, y no hay estigma para ello”.

Aunque está feliz de interpretar papeles poderosos, reconoció que la industria sigue siendo lugar para mujeres jóvenes y espera que poco a poco se vaya quitando ese estigma que aún prevalece y que con trabajos como el que ella realiza, demuestra que las personas de su edad pueden desempeñar papeles importantes en cine y televisión.

“Siempre ha sido un medio de mujeres jóvenes. Antes, si cumplías 40 años y eras actriz, se acababa todo. Yo rompí ese molde con la ‘Dra. Quinn’.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.