Guillermo del Toro, halagado

(El Universal)

Ciudad de México. – Tras ganar el Oscar con “La forma del agua” es indudable que cualquier actor de Hollywood querría trabajar con Guillermo del Toro, aunque para sus nuevos protagonistas Cate Blanchett, Bradley Cooper y Rooney Mara, el gusto por el mexicano data de hace décadas, incluso fueron proyectos de sus inicios lo que los motivó a querer colaborar en su filme más reciente.

“Hace años tuve la oportunidad de ver sus primeros trabajos como ‘Cronos’ o ‘Mimic’ y quedé fascinada”, dijo Cate.

“Tiene algo fantástico, su visión es distinta, es oscura, pero al fondo de eso siempre hay mucho romanticismo y eso es algo difícil de encontrar en esta industria; a un director con esta sensibilidad y maestría para ir de un género a otro o incluso mezclarlos sin ser muy obvio”.

Su nueva cinta, “Nightmare Alley”, es adaptación de novela neo-noir de 1946 de William Lindsay Gresham que se convirtió en un filme en 1947, protagonizado por Tyrone Power.

Cate confesó llevaban años queriendo trabajar juntos. Ahora que se concretó no podría estar más satisfecha, ya que considera que el tapatío es un estupendo retratista de épocas.

“Estar en una película ambientada en este punto particular de la historia de la humanidad es un gran privilegio. Uno siempre debe estar atento a la época en la que representa. Nunca sentí eso tan profundamente”, comentó la actriz.

Tras este filme, actriz y director volverán a trabajar en “Pinocchio”, cinta en stop motion que Guillermo alista y en la que Cate le pondrá voz a uno de los personajes principales.

Para Rooney Mara, la historia ya era fascinante, pero aun si no hubiera sabido de qué trataba, afirma que hubiese aceptado trabajar con el realizador.

“Incluso lo que él me enseñó al hacer esta película ahora yo lo hago en mis nuevas cintas. Ya me habían platicado cómo era trabajar con él, pero esto superó todas las expectativas. Fue una experiencia tan distinta, la manera en la que trabaja Guillermo es inigualable”, dijo.

El deseo de Rooney por trabajar con el mexicano era tanto, que incluso no le importó estar embarazada durante la filmación, aunque decidió guardar el secreto a todo el equipo, incluso a Guillermo, pues no deseaba alguna consideración.

Su reputación que se ha ganado le ha conseguido que sea él quien elija a las súper estrellas con las que desea trabajar y no al revés, tal y como pasó con Bradley Cooper, quien fue de los últimos elementos que se integró a la película, luego de que DiCaprio abandonara el proyecto.

Cooper dijo que fue él quien lo escogió, no por múltiples cintas en las que ha trabajado, sino por obra de Broadway.

“Cuando me integré al elenco, Guillermo me contó que antes de ese primer día lo único que sabía de mí eran las películas en las que trabajé, pero que lo que lo convenció fue que yo había interpretado a Joseph Merrick en ‘El hombre elefante’”, recordó.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.