En confinamiento

[El Universal]

Ciudad de México. – La época de pandemia no fue tan mala para Dulce María y su esposo, el productor Paco Álvarez, pues, aunque enfrentaron el reto de vivir su embarazo en pleno confinamiento, este tiempo y lo que implicó, ayudó para fortalecer su amor.

Recientemente celebraron su primer aniversario de bodas, pero para la actriz este momento significó un logro especial. “Es un año que ya deja tú de casada, sino de que sobrevivimos”, expresó entre risas Dulce María en entrevista.

“Ha sido muy intenso porque ahorita creo que tenemos que dar gracias de que estamos vivos, de que tenemos salud y que dios nos mandó un motivo y una señal de esperanza con esta bebé, que desde el principio de la pandemia la espero”, detalló.

PANDEMIA

“Llevo toda la pandemia embarazada y ha sido muy fuerte porque por un lado estamos viviendo cosas muy difíciles: el encierro, lejos de nuestros seres queridos, él trabajando mucho y hay muchas pérdidas, cuidarse en extremo y vivir con este miedo, pero por otro lado tenemos esta gran bendición de que en este primer año de casados yo creo que tenemos el fruto más grande de nuestro amor”, agregó.

Esta etapa, como esposa, futura mamá, pero también como mujer trabajadora, le ha permitido a la exintegrante de RBD reflexionar acerca del amor y entender las implicaciones que conlleva compartir la vida con alguien.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.