Suspenden duelo Betis vs. Sevilla

 

[AP]

BARCELONA.- El derbi entre el Real Betis y el Sevilla disputado el sábado en la Copa del Rey fue suspendido después de que Joan Jordán, jugador del conjunto visitante, fue impactado por un objeto de PVC que le lanzaron desde las gradas.

El objeto alargado y cilíndrico, similar a un tubo, le dio a Jordán cuando Nabil Fekir del local Betis celebraba su gol a los 39 minutos, que empató el marcador, abierto por el argentino Alejandro “Papu” Gómez en el Estadio Benito Villamarín.

Jordán se desplomó inmediatamente y se llevó las manos a la cabeza. Rápidamente se puso de pie, pero recibió ayuda para salir del campo antes de que el árbitro Ricardo de Burgos ordenara a los equipos que le siguieran.

Medios locales indicaron que el jugador fue llevado a un hospital para una revisión médica.

En su cédula arbitral, De Burgos describió el objeto como una “barra hueca de aproximadamente 50 centímetros de PVC”, que fue arrojada desde el área de aficionados del Betis.

Tras esperar poco más de 20 minutos, se decidió que el duelo no continuara en la jornada.

Mientras se tomaba esta decisión, fue posible observar a varios agentes policiales en la zona de las gradas desde donde aparentemente fue arrojado el objeto.

La Real Federación Española de Fútbol lamentó lo ocurrido. Enfatizó que “condena todo acto de violencia en los terrenos de juego.

No se anunció de inmediato otra fecha para reanudar el encuentro.

El derbi de Sevilla reviste una de las rivalidades más fuertes entre equipos de una misma ciudad. En 2007, el técnico del Sevilla Juande Ramos recibió un golpe en la cabeza después de que un seguidor del Betis le lanzó una botella.

Fekir marcó la pauta de rudeza con la que transcurrió el encuentro poco después del puntapié inicial, al pisar en un pie a Gómez, con lo que se ganó una tarjeta.

Pero la agresión a Jordán arruinó el encuentro vibrante. El Betis dominó al inicio antes de que Gómez disparara desde el borde del área y diera la ventaja a los visitantes a los 35 minutos.

Fekir respondió con un increíble gol olímpico. Su saque de esquina superó al guardameta Alfonso Pastor, quien rozó el balón, sin evitar que éste ingresara en la portería.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.