Atractiva novillada en Santa María del Río

Juan Antonio Lee

[San Luis Hoy]

Los novilleros Ricardo de Santiago de San Luis Potosí y Daniel Prieto de Aguascalientes, fueron los triunfadores de la novillada, que tuvo lugar el pasado sábado por la tarde en la Plaza de Toros La Unión “Gregorio García” de Santa María del Río, al cortar dos orejas cada uno.

Por su parte, Elizabeth Moreno cortó un apéndice y quien se fue con las manos vacías y algo zarandeado fue el representante de Aguascalientes César Pacheco.

Excelente ambiente se vivió en el coso, que registró poco más de media entrada con novillos de la ganadería de Gómez Valle.

ELIZABETH MORENO

Su enemigo fue Gavilán de 340 kilos, y tuvo una buena actuación, con el capote, y en su faena, le costó un poco acomodarse con su enemigo, pero luego le pegó buenas tandas por derecha, por naturales, el toro iba bien a la muleta, por lo que le pudo hilvanar pases de buena manufactura. Al entrar a matar dejo un estocada defectuosa, tendida y caída, sin embargo, el público presionó a la jueza Suemy González para que le concediera un apéndice.

RICARDO DE SANTIAGO

Diamante de 355 kilos, fue el enemigo de Ricardo que, con el capote, el potosino se lució, al igual con las banderillas las cuales las colocó en buen lugar cada uno de ellas, ya con la muleta, Ricardo se acomodó bien con su astado al que lo llevó bien con la franela para pegarle muy buenas tandas por derecha, por naturales, el toro también fue bien y la cuajó buenos pases.

A la hora de entrar a matar, dejo menos de media estoca, el astado no dobló, por lo que tuvo que volver a intentar matar para dejar una estocada entera, tendida, de efecto, no sin antes el auxiliar de la jueza indicara el primer aviso para el matador, que por cierto el clarín no sonó por estar platicando, una oreja estaba bien, pero la autoridad le concedió dos apéndices.

CÉSAR PACHECO

A los organizadores seles olvido mostrar el cartel con las características del burel, César con el capote bien realizando quites por gaoneras ceñidas, estuvo bien con las banderillas, ya con la muleta, fue faena la empezó bien con buenos pases, pero el toro hacía por él, y en dos ocasiones lo trompicó, llevándolo a la arena, afortunadamente solo con golpes, de las cuales se levantó para seguir con su faena, al entrar a matar dejo media estocada suficiente para salir entre aplausos.

DANIEL PRIETO

Su novillo fue Nevado de 350 kilos, y durante su intervención se presentaron algunos problemas con la lidia, pero ya después de esto, se arrimó con su astado y le cuajó par de tandas por derecha, bien estructuradas, lo llevó bien con la muleta al correr bien la mano.

Trato por naturales, pero el astado fue peligro y lo mejor lo hizo con la diestra en donde le cuajó pases de diferentes manufacturas, a la hora de matar dejó una entera en un buen sitio, para que el novillo doblara y el aguascalentense fuera despedido entre gritos de ¡Torero!, ¡Torero!, la jueza le concedió las dos orejas y a su enemigo, el derecho al arrastre lento. Al final del festejo, tanto Ricardo de Santiago como Daniel Prieto, salieron a hombros.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.