Un peligro, una coladera sin rejillas

Martín Rodríguez

[San Luis Hoy]

Un peligro inminente representa una rejilla que se venció justo en medio de la avenida Mariano Jiménez, donde diariamente pasan centenares de automovilistas que se dirigen del sur de la ciudad a colonias del norte o el centro.

El agujero ubicado en la parte central del cuerpo de circulación vehicular, con dirección de sur a norte en la avenida Mariano Jiménez, es un sitio que puede resultar punto ciego para quienes ingresan desde la glorieta del mismo nombre hacia la avenida Himno Nacional.

La ruta permite la conexión de quienes proceden de la colonia Balcones del Valle o algunos puntos tales como el Hospital del Niño y la Mujer, el centro de convenciones de San Luis Potosí la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo, la Unidad Municipal de Protección Civil de la capital, y la Universidad Politécnica de San Luis Potosí.

Sin embargo, poco a poco se deterioran las rejillas de las cajas recolectoras de agua, que desembocan en el denominado Colector Pluvial Reforma, que corre de la glorieta Mariano Jiménez, por la avenida del mismo nombre, la Calle Agustín de Iturbide, y las avenidas Reforma, 20 de Noviembre y Acceso Norte, para desembocar en el bulevar del Río Santiago.

La rejilla ponchallantas ubicada en la avenida Mariano Jiménez, es parte de la contención de sólidos hacia la caja recolectora del colector pluvial, pero ya se convirtió en un peligro.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.