Sigue pendiente la vuelta de burócratas

Mantiene gobierno trabajo a distancia de su personal “vulnerable”

Jaime Hernández

[San Luis Hoy]

Si bien el semáforo sanitario verde permite la reanudación en general de las actividades gubernamentales, la administración estatal señala que éste no será inmediato, por los riesgos a la salud que siguen latentes. El retorno de la burocracia dependerá del desarrollo de la pandemia y de la decisión que tomen conjuntamente la Oficialía Mayor, la Secretaría General de Gobierno, la Secretaría de Salud y el SUTGE.

El domingo pasado, el Periódico Oficial del Estado publicó el acuerdo administrativo en el que se establecen las medidas de prevención en la administración pública tras la entrada en vigor del semáforo verde, vigente entre el 10 y el 23 de mayo.

En el documento se establece que pese a que la entidad llegó al nivel de menor riesgo epidemiológico, “aún prevalece latente el riesgo de contagio con todas las consecuencias que esto implica”.

También se señala que la estrategia nacional de vacunación terminaría, según los planes del gobierno federal, hasta el primer trimestre de 2022.

Por esa razón, la decisión sobre el regreso de la burocracia estatal a sus oficinas de manera total sería tomada por el Comité de Trabajo para la Reanudación de Actividades Presenciales en las Entidades y Dependencias de la Administración Pública del Gobierno del Estado, formado por la Oficialía Mayor, la SS, la SGG y el SUTSGE,

Los alcances de la decisión dependerá de los resultados del avance de la inoculación y de las medidas establecidas por las autoridades sanitarias.

El comité, señala el acuerdo, establecerá los términos de un regreso paulatino a las oficinas.

En tanto, en el lapso para que se dé el retorno total de los burócratas, el acuerdo establece que cada titular de dependencia establecerá las actividades consideradas esenciales y el personal que las realizará, con alternativas como la asistencia escalonada o el trabajo a distancia, con preferencia en este último.

El acuerdo sigue considerando cuatro exclusiones para el regreso al trabajo presencial: personas mayores de 60 años, mujeres embarazadas, personas con enfermedades crónicas y personal con hijos menores de 15 años que estén imposibilitados de dejarlos al cuidado de otra persona.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.