Se relaja la prevención en tianguis de Las Vías

Martín Rodríguez

[San Luis Hoy]

Sin medir las consecuencias y en vísperas de la implementación del denominado Semáforo Amarillo, miles de potosinos salieron al tianguis dominical de la avenida Hernán Cortés, para pasear como si nada sucediera.

Abundaba la gente sin cubrebocas, sin medidas de distanciamiento social, y sin respetar a los que se cuidan de contraer cualquier variedad de virus.

Justo en el día posterior al llamado del titular de la Secretaría de Salud, en el sentido de extremar las precauciones para evitar un escenario catastrófico, abundaron las familias enteras, de niños, jóvenes y adultos mayores, que se presentaron sin cubrebocas ni medidas de distanciamiento, en el tianguis dominical, para buscar ropa, alimentos, fierros viejos, muebles, alimentos, objetos usados, zapatos o tenis, bisutería y hasta ropa interior, o solamente para observar los puestos y sus mercancías.

Los propios comerciantes del tianguis manifiestan que no esperaban esa respuesta de los clientes, después de que cada mes de enero disminuyen drásticamente las compras, y con ellas también baja la clientela, y suben los precios.

En la práctica de la visita, los niños agarran todo, hasta lo que se encuentran en el suelo, y se llevan las manos a la nariz y a la boca, pueden asirse de su mamá que distraídamente se suena la nariz con sus propias manos, o se encuentran otros que estornudan o les hablan de muy cerca.

En los puestos de comida, son raros los que guardan distancia en las mesas comunitarias, e intercambian a veces por más de media hora el mismo espacio aéreo. Es el escenario propicio para un contagio masivo.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.