Resienten calles del Centro, el abandono

Martín Rodríguez

[San Luis Hoy]

Con la aparición de algunas fallas y daños a la superficie de rodamiento y banquetas en calles del centro de la ciudad, poco a poco se comienza a notar el deterioro del pavimento de las calles del centro de la ciudad. Algunos problemas de daño a la cantera exigen ya mantenimiento antes de que ocurra un accidente con los peatones.

En el cruce de las calles Universidad y Morelos, en el norponiente del atrio del templo de San Agustín, se aprecia el deterioro del pavimento en calles que fueron reparadas hace alrededor de 14 años.

La cantera se deteriora progresivamente. En la calle Guerrero, frecuentemente se deterioran algunas tapas de acceso a pozos de visita, porque ocasionalmente se suben vehículos en ellas, al carecerse de regulación vial para impedir el tránsito constante de vehículos.

En la calle Salazar, entre Morelos y Escobedo, poco a poco desaparecen las luminarias del piso colocadas como un estilo de obra pública, en el proceso de peatonalización en el periodo de interinato de Gloria Rosillo como presidente municipal, luminarias que por entonces eran consideradas de buena calidad, pero poco a poco fueron alteradas o incluso robadas por propios usuarios.

En el cruce de las calles Agustín de Iturbide y Díaz de León, hace 14 años recibió mantenimiento esta última calle, con un proceso de reconstrucción total, pero algunas de las piezas ya se encuentran muy desprendidas y pozos de visita deteriorados.

Por último, en la calle Venustiano Carranza y su intersección con Aldama, la banqueta reparada hace 24 años ha sufrido el tránsito constante de camiones pesados, que invaden la rampa peatonal para virar a la derecha por detrás del Palacio de Gobierno.

Las piezas de cantera no son respuestas con regularidad.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.