Proliferan hoyos en las vialidades

Martín Rodríguez

[San Luis Hoy]

En diferentes puntos de la zona urbana de la capital se averían brocales de alcantarilla en las calles, y se quedaron sin tapa. Por esa causa, hay riesgo de accidentes en los que pudieran dañarse las suspensiones de automóviles o camiones.

En la Calle Anáhuac, frente al número 237, los vecinos colocaron llantas para delimitar el área de peligro de una brocal dañada, que se venció hace meses y no se le ha repuesto.

Los vecinos piden al Interapas la intervención oportuna para tratar de resolver cuanto antes el problema y evitar un accidente.

En el caso de la avenida Francisco Martínez de la Vega y su crucero con la Avenida Industrias, también desde hace meses existe una brocal vencida en la que hay un enorme agujero que obliga a los automovilistas al circular por los lados para evitar un percance. El mayor peligro de accidente se aprecia en las noches.

En la Zona Industrial y también en la avenida Industrias, pero en su cruce con el Eje 118 se desvaneció una brocal que no soportó la circulación constante de camiones de carga pesada, y su derrumbe provoca el riesgo de que sufran accidente los operadores de camiones de transporte de pasajeros que circulan por centenas en cada turno.

En los tres casos, los vecinos llamaron al Interapas o a quien resulte responsable de la reparación, para que envíe cuadrillas y reconstruyen las brocales antes de que caigan automóviles o camiones en el sitio, y pongan en riesgo la integridad de los pasajeros.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.