Priva “amiguismo” en cambios del STJ

Rubén Pacheco

[San Luis Hoy]

Las tres personas electas ayer por el Pleno del Congreso del Estado para ser magistradas numerarias del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE) son familiares o personas cercanas al Gobierno del Estado en funciones y a la próxima administración estatal.

Resultaron favorecidos al obtener la votación de mayoría calificada, es decir, 18 o más votos. Los próximos juzgadores ostentarán el cargo por seis años.

Los hoy electos conformaron otras ternas para la misma postulación, pero en sesiones pasadas no alcanzaron los sufragios requeridos, por ello, los dictámenes se devolvieron al Gobierno del Estado. Sin embargo, nuevamente los propuso y esta vez sí fueron electos.

En sesión extraordinaria presencial, se eligió a María América Onofre Díaz, cuñada del secretario general de gobierno Jorge Daniel Hernández Delgadillo, ella obtuvo 22 sufragios.

La segunda terna la ganó Armando Rafael Oviedo Ábrego, extitular de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal de Seguridad Pública (SESESP).

Otra magistratura fue para Silvia Torres Sánchez, hermana de José Guadalupe Torres Sánchez, designado como secretario general por el gobernador electo José Ricardo Gallardo Cardona.

Previamente, un grupo de abogados “reventó” la plenaria con el objetivo de evitar la sesión, al considerar que, en cada una de las ternas, una de las propuestas estaba favorecida por el gobernador Juan Manuel Carreras López.

Pasadas de las 10:00 horas, los abogados ingresaron al salón de sesiones “Ponciano Arriaga Leija” y tomaron asiento, sin embargo, minutos más tarde uno de ellos irrumpió en la tribuna para inconformarse en contra de la votación de las ternas.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.