Parten peregrinos a San Juan de los Lagos

Martín Rodríguez

[San Luis Hoy]

Con una asistencia mucho menor que el año pasado, y la posibilidad de que sean frenados en Lagos de Moreno por temor a la dispersión del coronavirus, decenas de creyentes, en forma dispersa y en diferentes horarios, salieron de la ciudad de San Luis Potosí con rumbo a San Juan de los Lagos, como parte de la tradición de acudir al altar en el periodo previo a la Semana Santa.

Este viernes se fueron muy dispersos e incluso la velocidad de travesía es muy diferente puesto que algunos pretenden llegar lo más pronto posible y otros tardarán algunos días.

Sin embargo, en las comunidades es probable que no se les permita quedarse a pernoctar, o que les den alimentos, puesto que enfrentan el temor de que les llegue alguien con el virus.

Aseguran que por ahora no hay ni el 30 por ciento de los que fueron el año pasado, y al llegar a Lagos de Moreno enfrentarán la posibilidad de que no se les reciba y también la probabilidad de que ni siquiera se les permita pasar y mucho menos llegar hasta San Juan de los Lagos.

Como ocurre cada año, se trata de una peregrinación mucho más rápida que la usual durante el mes de enero, y en este periodo, sólo utilizarán de tres a cuatro días para llegar.

A diferencia de la Caravana Nacional de la Fe, que sale todos los días 23 de enero del exterior del templo de Morales, los grupos compuestos principalmente por familiares y personas allegadas, salieron de un punto de reunión en la intersección de las avenidas Sierra Leona y Cordillera de Los Alpes.

Se trata de peregrinaciones similares a las que los feligreses organizan con salida el 23 de enero, para llegar al primero de febrero, pero en esta ocasión las condiciones de la pandemia de coronavirus Covid-19, impidieron la organización de actividades presenciales y entre ellas, la caminata que dura 10 días.

Los feligreses tomaron la determinación de salir a propósito del semáforo amarillo, y las condiciones de la pandemia que permiten desarrollar algunas actividades de leve proximidad. En comparación con el semáforo naranja y el semáforo rojo de restricción total, algunos de los creyentes se trasladan en vehículos o llevan asistencia a sus peregrinos, que va desde alimentación hasta medicinas, cobijas, agua y asistencia de Protección Civil.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.