Oran en Catedral por médicos y pacientes

Martín Rodríguez

[San Luis Hoy]

En la celebración religiosa de la víspera del Sábado de Gloria, el arzobispo Jesús Carlos Cabrero Romero y los sacerdotes concelebrantes, pidieron fortaleza al personal sanitario, protección y amparo a las víctimas y la salvación de las más de 5 mil personas que han muerto por coronavirus en San Luis Potosí.

En la ceremonia de Procesión de la Cruz, cubierta con un velo, para la bendición, el concelebrante leyó las intenciones, la primera de ellas por la iglesia católica; la segunda, por el Papa Francisco; la tercera, por el arzobispo Jesús Carlos Cabrero Romero, por los obispos, presbíteros y diáconos, por quienes ejercen algún ministerio en la Iglesia y por todo el pueblo; la cuarta, por los catecúmenos, que serán bautizados.

La quinta, por los creyentes; por el pueblo judío; la sexta, por los que no son creyentes, para que encuentren la salvación; la séptima, por los que no conocen los mandatos de Dios, para que obren con bondad y rectitud; la octava, por los jefes de estado y los responsables de los asuntos públicos.

La novena, por los que sufren las consecuencias de la epidemia de coronavirus Covid-19.

De esta última, el arzobispo Cabrero Romero pidió alivio al dolor de los enfermos, dar fuerza a quienes cuidan, y acoger en la paz a los que han muerto. Dijo que mientras dura la pandemia, que haya alivio en la misericordia.

La décima, para que se libre delas miserias y se dé salud a los enfermos y pan a los que tienen hambre, liberar a los encarcelados, hacer justicia a los oprimidos, conceder seguridad a los que viajan, un pronto retorno a los que se encuentran lejos del hogar y la vida eterna a los moribundos.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.