Murió atropellado; nadie hace justicia

Martín Rodríguez

[San Luis Hoy]

En un viacrucis se ha transformado para una familia la búsqueda de justicia por el atropellamiento y muerte de su hijo en el Distribuidor Juárez.

El Ministerio Público ha dilatado el ejercicio de la acción penal y los propietarios del autobús señalado como parte del accidente ya tuvieron tiempo de mandar a hacer cambios cosméticos al vehículo involucrado.

El accidente ocurrió en el anillo vehicular del distribuidor Juárez el 25 de febrero de 2021, cuando el motociclista Noé fue embestido por un autobús de transporte urbano que se identifica como “Yakis Tourist”, que, de acuerdo con testigos, cubría la ruta 24 con dirección al Centro de Reclusión de La Pila, la Carretera 57 y el Instituto Tecnológico Superior.

La Señora Mónica, madre de la víctima, explicó que desde que ocurrió el accidente, se les han ido los meses en un largo peregrinar para encontrar al chofer responsable y obligar a la empresa a que se haga cargo de los gastos y de la reparación del daño moral.

Informó que le decepcionó que el agente de Ministerio Público fue el primero en deslindar a la empresa de autobuses del accidente, en tanto que los responsables del camión, en casi 4 meses han tenido tiempo de realizar unas ligeras transformaciones al camión urbano para borrar evidencias del percance y ni siquiera hubo trabajo de investigación pericial.

Explicó que el Ministerio Público ha perdido el tiempo en prácticas dilatorias, tales como presumir la responsabilidad de la víctima y negarse a realizar peritajes de fondo.

Denunció que, sin acelerar en las investigaciones, el Ministerio Público se negó a solicitar el ejercicio de la acción penal en contra del operador de la unidad o la línea de transporte por abandonar su responsabilidad.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.