Le dan basificación a quien no la merece

Martín Rodríguez

[San Luis Hoy]

Por recomendación de la subdirectora administrativa de la Secretaría de Finanzas, Juana María Acosta Domínguez, la directora de Recursos Humanos de la Oficialía Mayor de Gobierno del Estado, Olga Lidia Contreras Martínez, procesó y otorgó diez nuevas bases laborales a trabajadores que incluso no reunieron requisitos de antigüedad ni desempeñaban funciones operativas esenciales.

De acuerdo a denuncias de dentro del propio Gobierno del Estado, ninguno de los diez empleados beneficiados cumplía requisitos de basificación, si se les compara con personas que tienen de 4 a 10 años esperando una base laboral y no se les otorga.

Explican que en algunos casos, hay trabajadores de hasta 14 años de antigüedad en algún cargo, y en los procesos de basificación, en los periodos tanto del propio Daniel Pedroza como de José Luis Ugalde Montes, de Jesús Conde Mejía y de Joel Azuara Robles, se les mantiene marginados del proceso de basificación.

Citan como ejemplo, los casos de Juan Gerardo N., Orlando Perales, Miguel Alejandro Elías, Sofía Martínez y Odín Araujo, cuyas antigüedades varían de ocho meses a dos años, y según los quejosos, desempeñan labores particulares con Juana María Acosta y Elia Clara Bravo, está última, directora administrativa de la dependencia.

Los propios trabajadores, explican que frecuentemente eran llamados a realizar actividades presenciales, y nunca vieron a ninguna de las personas citadas. desempeñando alguna función productiva. “Es más, ni siquiera se paraban en las oficinas ni en las áreas de trabajo”.

Denuncian que la propia directora de Recursos Humanos, Juana María Acosta, propina un trato prepotente hacia algunos subordinados, y asegura que el cambio de administración estatal podría no afectarle, porque dice confiar en que le permitan recibir un nombramiento en otro cargo público.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.