Insuficiente, el drenaje de Av. Hernán Cortés

Martín Rodríguez

[San Luis Hoy]

Pavimentaciones recientes, únicamente permitieron acelerar la bajada de agua pluvial hacia la avenida Hernán Cortés la cual carece de un drenaje profundo, por ello la tromba del sábado provocó que el ducto central de la avenida Hernán Cortés, construido en el trienio municipal capitalino de Octavio Pedroza Gaitán, fuera insuficiente para evitar un río que saltó la infraestructura ferroviaria y también invadió técnicamente los dos cuerpos de circulación vehicular y las colonias Industrial Aviación, Aeropuerto y Damián Carmona.

El colector pluvial Hernán Cortés, de más de 60 pulgadas, fue construido en el primer semestre del año 2006, el último de aquel Ayuntamiento, y desde entonces la zona no había recibido atención de gran infraestructura, hasta que fue repavimentada la avenida Kukulkán.

Sin embargo, la fuerte bajada de agua de las colonias Rural Atlas, Mezquital y otras de los alrededores, precisamente por esa avenida, mostraron la insuficiencia y la falta de infraestructura pluvial. Las cajas colectoras ubicadas en los cruceros de las calles 6, 5 y 4, captaron lo que pudieron, pero no fue suficiente.

El colector pluvial de lo que se conoce también como “Las Vías”, resolvió de manera parcial, la circulación del agua pluvial que convertía esa Avenida en un río, pero este sábado mostró que aún puede dejar vehículos varados, y poner en peligro a quienes cruzan la calle a pie, o pretenden circular en motocicleta.

Como no había ocurrido en años, el agua brincó el camellón central y los rieles, y buscó su cauce hacia el río Santiago por las avenidas Del Día, Del Sol y Aeropuerto, también afectadas por el progresivo desnivel del suelo producto de una falla geológica.

En los primeros minutos de la tromba, el agua ya había invadido por completo el camellón y la superficie de rodamiento, banquetas, locales comerciales, patios de viviendas, parte de un mercado y el parque recreativo municipal “Cri Crí”. Algunos clientes de negocios tales como un bar de “alitas” que opera hasta altas horas de la noche, también se esperaron la disminución del nivel de la corriente.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.