Familias saturaron panteón del Saucito

Leonel Mora

[San Luis Hoy]

Este martes, la afluencia de visitantes al principal cementerio de la capital, El Saucito, se incrementó significativamente y ya no hubo manera de controlar el aforo conforme a las restricciones de autoridades sanitarias, aunque sí se tomaba la temperatura a las personas que ingresaban y por altavoces se les recordaba el uso obligatorio de cubrebocas, gel y sana distancia.

Adentro, los aguadores iban y venían en bicicleta o a pie, incansables, para lograr la venta de sus botes, los cuales ofrecieron entre 15 y 20 pesos el par. En los baños propiedad del panteón, la cooperación era voluntaria, pero también hubo casetas de una empresa llamada “Sanitarios San Luis” en las que se cobraron cinco pesos por persona.

En los pasillos aledaños a la avenida central del camposanto se detectaron montones de maleza, basura y escombros que fueron acumulados por trabajadores municipales y/o familiares que desde el lunes hicieron el aseo de las tumbas de familiares y que no fueron recogidos oportunamente por personal del Ayuntamiento.

En las cercanías del panteón, especialmente en calles del fraccionamiento Industrial Aviación, franeleros, lavacoches y viene-vienes hicieron su “agosto” con automovilistas que buscaban acomodo.

No faltó el cortejo fúnebre de alguna persona fallecida en esta fecha, cuyos familiares llegaron en autos, en las cajas de dos camionetas e incluso en dos camiones de pasajeros, que tuvieron que estacionarse lejos y caminar, pues sólo se permitió el ingreso de la carroza con el ataúd.

Personal de Seguridad Pública recorrió el interior del panteón en cuatrimotos y en caballos, elementos de Protección Civil y de la Cruz Roja atendieron a personas insoladas, principalmente de la tercera edad.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.