Ebrios tirados en la calle Allende, en la indiferencia

Martín Rodríguez

[San Luis Hoy]

Una cantina situada en las proximidades de uno de los locales más antiguos de las tiendas Chalita, ahora rentada a una cadena de supermercados, es estancia permanente de hombres de edad madura que se embriagan y consumen alcohol en el interior sin ingerir alimentos, y permanecen ebrios en la vía pública.

Los hombres alcoholizados, permanecen diariamente en la calle Allende y otras bocacalles, en plena vía pública, a dos cuadras del edificio conocido como El Charco Verde.

Si bien se trata de personas mayores que normalmente se encuentran en forma tranquila en el lugar, llama la atención que puedan permanecer en estado de ebriedad en el exterior del lugar que les provee las bebidas.

De acuerdo a los vecinos de la calle Allende, en las proximidades del centro de la ciudad, los alcohólicos consiguen las bebidas en variedades de muy bajo precio y permanecen largas horas en el exterior en estado de ebriedad o en el interior consumiendo.

Este viernes, varios de ellos permanecían en el exterior de una cantina conocida como la Norteña, ubicada en las cercanías de la nave en la que hasta el año 2005 operó la tienda Chalita Reforma.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.