Condena arzobispo la avaricia y se elija al “Dios del dinero”

Rubén Pacheco

[San Luis Hoy]

El dinero no se puede divinizar ni absolutizar, como si fuese el César. “Jesús no se opone al dinero, ni al César”, sentenció Jesús Carlos Cabrero Romero, arzobispo de la Arquidiócesis de San Luis Potosí.

En la celebración del Domingo Mundial de las Misiones en la Catedral Metropolitana, refirió que el Todopoderoso se opone a la voracidad y avaricia de la humanidad, al considerar el recurso económico como “centro de la vida” y el “máximo Dios”.

El prelado potosino exteriorizó que el dinero es un mecanismo para alcanzar el bienestar y el desarrollo de los pueblos, sin embargo, para muchos se ha convertido en su “Dios” o en “víctimas”.

“Hay que darle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios (…) en estos últimos días hemos visto manifestaciones, que son muchas veces, el reclamo a esos derechos que ellos tienen necesidad”, expuso.

De acuerdo con el líder de la grey católica local, el pueblo mexicano se ha olvidado de ser guadalupano y cristiano, porque dominan otros intereses que no benefician a la colectividad ciudadana.

“No es Jesús, ni el Evangelio quienes nos ponen en dilema de elegir a Dios o al dinero, Dios y la moneda del imperio. Es el mundo que nos coloca en este mundo en que hoy nos ha tocado vivir”, declaró.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.