Concesionaria “abandona” varias rutas

Martín Rodríguez

[San Luis Hoy]

Con el reinicio de las actividades escolares, y con un parque vehicular insuficiente, Transportes Urbanos y Suburbanos Tangamanga retomó sólo una de las 5 rutas que tiene suspendidas desde marzo de 2020.

Personal de la propia empresa asegura que sólo hay un camión circulando de los denominados “Centry-K”, y únicamente para la ruta 29, de la alameda Juan Sarabia a la Plaza San Luis Carso y el fraccionamiento Rinconada de los Andes.

Mientras que mantiene suspendidas entre otras la ruta 34 y la ruta 31-32, esta última también de las denominadas “Centry-K”, creada para conectar a habitantes del norte de la ciudad y en particular de las colonias Saucito, San Ángel e Industrial Aviación, con los hospitales generales de zona 1 y 2 del Instituto Mexicano del Seguro Social, las facultades de Derecho y Contaduría y Administración de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, el corazón del Centro Histórico y el Hospital del Niño y la Mujer. Las rutas suspendidas o con parque vehicular insuficiente, requieren como mínimo el uso de 24 autobuses para un servicio con frecuencias de paso reducidas. Por lo menos así fue trazada la estrategia de rutas incluyentes, para movilizar pasajeros dentro de la Zona Centro de la ciudad, hacia puntos clave de la ciudad.

Las rutas de “Centry-K”, forman parte de los itinerarios radiales creados en el gobierno de Carlos Jongitud Barrios, para reforzar el servicio de transporte en caso de que los permisionarios decidieran parar el servicio, tal y como ocurrió en la década de 1980, cuando el gobierno enfrentó una suspensión generalizada de servicio y creó el Sistema Estatal del Transporte, empresa paraestatal liquidada en abril de 2008 y entregada como título colectivo de concesión al consorcio Alianzas Globalizadas, grupo ganador de la licitación que concursó con la empresa Dina de Occidente.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.