Canirac resentirá las nuevas limitantes

Martín Rodríguez

[San Luis Hoy]

El Semáforo Naranja terminará de causar una grave crisis a la industria restaurantera, porque incluso algunos comercios ni siquiera trabajarán los turnos completos, el personal no recibirá propinas y su economía se verá severamente afectada, aseguró el presidente local de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), Eduardo Kassis Chevaile.

Advirtió el dirgente que la solución no se encuentra en imponer un castigo a la industria restaurantera, sino en el cierre de espacios turísticos, puesto que es previsible que todos aquellos que están en la playa o ya se fueron a ella, son portadores del virus, y regresarán a San Luis Potosí para diseminarlo.

“Las playas no cierran y quieren cerrar economías locales cuando precisamente los restauranteros son los que llevan los protocolos más ordenados para disminuir el riesgo de propagación del virus”, reprochó.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.