Ambulantes hacen que vacunarse sea accesible

Martín Rodríguez

[San Luis Hoy]

Por mano propia y sin intervención de autoridades, comerciantes que ofrecen sus gorditas o dulces en el exterior del centro de vacunación del parque Tangamanga 2, colocaron tarimas y una banda para proteger la fila de quienes acuden a vacunarse al Auditorio de la Renovación Moral, con el fin de evitar caídas en una zanja.

Los propios vendedores explicaron que fue necesario dividir la fila de una zanja en la que está en construcción un colector pluvial, porque ya ocurrieron varios accidentes de gente que se cayó en ella, mientras esperaba en la fila.

Los comerciantes explicaron que la falta de intervención de quienes realizan la obra les ha obligado a decidir por sus propios medios la forma de tratar de cuidar a aquellos que van a la fila, que a final de cuentas también son sus clientes.

Precisaron que los responsables de la obra avanzan muy rápido con el colector pluvial, pero no tomaron las previsiones para evitar accidentes, y en diversas ocasiones se han caído personas que para fortuna tienen edades aún pueden controlar los efectos de algunos golpes.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.