Borrador automático

LA investigación “Pandemia de Corrupción” realizada por la organización Ciudadanos Observando y otras indagaciones reveladas por esta casa editorial, han demostrado la terrible descomposición en la administración de Juan Manuel Carreras, principalmente en la Secretaría de Salud, cientos de millones de pesos desvíados en vez de aplicarse en la salud de los potosinos, apenas es la punta del iceberg de las corruptelas en esta y otras dependencias estatales…

TODAS y cada una de estas investigaciones evidencian con documentos cómo Mónica Liliana Rangel, desvió más de 170 millones a empresas propiedad del polémico “empresario” Gabriel “Gabo” Salazar, por medio de un entramado de negocios fantasmas cuyas direcciones se encuentran en locales o domicilios vacíos y donde una buena parte de los “socios” no estaban ni enterados de que tenían una empresa, mucho menos que facturaban unas millonadas. Todas estas denuncias no han sido aclaradas por el gobierno, sólo tibios intentos de deslindarse pero sin éxito. ayer, Ciudadanos Observando denunció un burdo y vil intento del gobierno estatal de obstruir la transparencia, de actuar con dolo y querer impedir que se sepa la verdad sobre los actos corruptos, imponiendo obstáculos para cumplir con la Ley de Transparencia y Acceso a la Información…

CIUDADANOS Observando señala que solicitaron por medio de la Ley de Transparencia a la Secretaría de Salud, copias de facturas, contratos y documentos relacionados a adquisiciones y pagos de los proveedores Mauricio Ayala Gallegos, quien ha recibido millones de pesos para organizar “festejos”, Quickshine del Potosí, empresa no proveedora de SS que “Gabo” Salazar utilizó para que le pagaran el mismo día que expidió la factura de 3.5 millones de pesos, Comercializadora Global del Potosí, negocio cuya dirección fiscal es un pequeño local abandonado en Nicolás Zapata y a la cual la SS pagó más de 14 millones de pesos por la presunta compra de gel antibacterial, Médica Farma Arcar, EMR y VCR Operaciones y un supuesto despacho de abogados denominado Barragán del Río y Asociados, que según Ciudadanos Observando la SS le ha pagado 70 millones de pesos…

A pesar de que Ciudadanos Observando realizó la petición de información a la SS con todo el rigor que exige la norma, la dependencia a cargo de Mónica Rangel, ha puesto trabas e impuesto todo tipo de nimios e ilegales obstáculos, para que después de mucho tiempo, de forma dolosa, la encargada de la Unidad de Transparencia de la SS, Brenda Pérez enviara, vía correo electrónico, documentos totalmente ilegibles, violando flagrantemente la mentada Ley de Transparencia, lo que obligará a que intervenga la Comisión Estatal de Garantía de Acceso a la Información, la Cegaip. Tarde que temprano, la Secretaría de Salud estatal tendrá que entregar los documentos solicitados, no hay de otra, con estas “chicanadas”, la SS sólo está intentando ganar tiempo, quien nada debe nada teme, pero al final de cuentas la verdad saldrá a la luz y sólo evidencia la podredumbre que hay en la actual administración; Juan Manuel Carreras y Mónica Rangel se hunden cada vez más en el pantano de la corrupción y en el fango del descrédito, en fin…

Y bueno, por los rumbos del Poder Legislativo, a casi una semana de que Morena quedó fuera de la presidencia de la Mesa Directiva del Congreso local, este conflicto no está ni siquiera cerca de concluir; resulta que los morenos aún no digieren el agandalle del que fueron objetos, tómelo bajo reserva pero trascendió que, para empezar, estarían presentando en los próximos días, una solicitud a la comisión de ética de este partido, la expulsión de la diputada Rosa María Zúñiga, por “traicionera”, a la par se está operando con la dirigencia nacional del PT para que Paola Arreola, no sea tomada en cuenta como candidata a ningún cargo en las próximas elecciones, ya sea la reelección en su curul o a la alcaldía de Soledad de los Ranchos, que pretendía Arreola…

POR otra parte, ayer, en el chat de Whatsapp de los diputados, “se armó la gorda”, se “hizo el San Quintín” y se cruzaron serias acusaciones y descalificativos entre los “representantes populares” como, “falta de inteligencia política, solvencia moral y congruencia”, señalamientos de los “moches” que curuleros realizan a los salarios de sus “asesores”, o el de “hambreados” o “mantitas pedorras”, donde el más mal parado fue Edson Quintanar, a quien le “sacaron sus trapitos” y al que le dijeron que fue “el presidente de la Jucopo más corrupto de la historia” y el que no tiene pierde “Edsón neta das vergüenza, sí hay alguien con hambre, papasito eres tú, ¿o no?”, aquí se confirma el dicho “cuando se pelean las comadres, salen a relucir las verdades”… Armando Acosta

Bookmark the permalink.

Comments are closed.