Borrador automático

“NO estamos rebasados y tenemos muchos resultados”, asegura el secretario general de gobierno Alejandro “Caco” Leal Tovías, respecto a la ola de inseguridad y violencia que azota la entidad; pero la cruda realidad, los hechos fríos, los datos duros, lo desmienten rotundamente. La crisis de inseguridad y el baño de sangre que se vive en San Luis Potosí, no está ni remotamente “contenida” y tampoco “hay buenos resultados” como lo pregona la autoridad…

 

QUE 29 personas hayan muerto violentamente en tan sólo 13 días que hasta ayer habían transcurridos de septiembre, que dos policías estatales hayan sido detenidos por robar la mercancía de un camión cervecero “recuperado”, que se lleven 120 computadoras del Tecnológico Superior de San Luis, que una mujer fuera asesinada a un costado de la UAM de la capital, que dos elementos de la Policía Investigadora fueran arrestados por estar involucrados en una banda de ladrones de cajeros automáticos en la Huasteca, y que continúen los atracos a residencias del exclusivo fraccionamiento del Club de Golf La Loma, entre otros muchos casos, son muestras claras del fracaso absoluto y la fallida estrategia de los tres órdenes de gobierno para combatir el crimen, y la terrible descomposición que hay en las corporaciones de seguridad…

 

AYER, el crimen pasó cerca del alcalde capitalino Xavier Nava Palacios. Después de que trascendiera el artero y brutal homicidio de su secretaria particular y su padre, en una comunidad de Santa María del Río, el presidente municipal de San Luis Potosí, condenó los hechos a los que calificó de cobardes, y exigió a las autoridades esclarezcan y castiguen este crimen, externó XNP en un enérgico y sentido mensaje en las redes sociales donde también lamentaba la pérdida de su colaboradora. Qué extraño que en los 10 homicidios ocurridos en la capital durante estos últimos 13 días, incluyendo la de una mujer muy cerca de la UAM, sede del ayuntamiento, no merecieran por parte del edil una postura o un mensaje igual…

 

DEJAREMOS por aquí un extracto del Artículo 21 de la Constitución Política Mexicana: “La seguridad pública es una función del Estado a cargo de la Federación, las entidades federativas y los Municipios, cuyos fines son salvaguardar la vida, las libertades, la integridad y el patrimonio de las personas, así como contribuir a la generación y preservación del orden público y la paz social, de conformidad con lo previsto en esta Constitución y las leyes en la materia. La seguridad pública comprende la prevención, investigación y persecución de los delitos, así como la sanción de las infracciones administrativas, en los términos de la ley. La actuación de las instituciones de seguridad pública se regirá por los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos”…

 

JUAN Manuel Carreras, pero principalmente Xavier Nava, de pretender seguir en la política como parece, están obligados a cambiar de rumbo en lo que respecta a la inseguridad y violencia, al menos tienen que dar un mensaje esperanzador a los potosinos de que hacen algo para frenar al crimen, que escuchan y son sensibles a las exigencias de la sociedad, urge que realicen cambios en sus gabinetes de seguridad; Jaime Pineda, Arturo Landeros y Edgar Oswaldo Jiménez Arcadia, no pueden ni deben continuar al frente de las corporaciones estatal y municipales, de seguir en el derrotero de la terquedad y la soberbia, el costo político será altísimo, pero peor, el costo social será más alto y eso, desgraciadamente lo seguiremos pagando los ciudadanos, por la cerrazón y abulia de los gobernantes en turno, ni hablar…

PASANDO a otros temas, había en la política un acuerdo no escrito de cumplir los acuerdos. El mismo Presidente Andrés Manuel López Obrador, se atravesó a la intentona de algunos de sus aliados que pretendían desconocer el pacto de que el PRI dirigiera la Mesa Directiva de San Lázaro, contra todo y a pesar del berrinche del PT, AMLO dio un manotazo en la mesa, se impuso, acabó con la asonada y el compromiso no se rompió, el partido tricolor obtuvo la Mesa Directiva…

EN el Congreso del Estado, ayer, se rompieron los acuerdos y se faltó a la palabra; al inicio de la Legislatura se acordó que el primer año la Mesa Directiva sería para el PAN, y se cumplió, el segundo año para el PRI, y se cumplió, y el tercer y último año para Morena, y se incumplió; una rebelión de algunos diputados aunado a la división que existe en las bancadas de la coalición “Juntos Haremos Historia” integrada por Morena, PT y PES, impidieron que Alejandra Valdés ocupara el cargo, y entre gritos de “corruptos” y otros epítetos que pareciera que estuvieran tomando lista, la mayoría de los legisladores, incluyendo la morenista Rosa Zúñiga, la petista Paola Arreola y el “independiente” Pedro “el mijis” Carrizales, impusieron a la gris panista Vianey Montes Colunga en la Mesa Directiva. Quien más pierde con esto es Juan Manuel Carreras, que tendrá en su último año de gestión, una oposición de al menos siete legisladores de Morena, al tiempo… Armando Acosta

 

 

 

Bookmark the permalink.

Comments are closed.