Bitácora

POR Dios, cuánta estulticia, cuánta insensibilidad y cuánta desconsideración del gobierno del estado, que en voz del incapaz Fiscal General del Estado, Federico Garza Herrera, ayer salieron con la siguiente “batea de babas”, juzgue Usted querido lector, cito textual: “Puedo decir que los hechos se circunscriben exclusivamente al entorno personal de Julio (Galindo), más no en su calidad de dirigente empresarial, esto lo señalo porque de alguna forma hemos captado que a algunos empresarios, y sobre todo líderes empresariales, les causa mucho escozor el hecho de que pudiera tratarse de una situación que se hubiera motivado en calidad de líder empresarial, aquí todos se circunscribe en una circunstancia entorno personal”…

CARAJO, ¿qué les pasa?, Que el móvil del cobarde crimen de Julio César Galindo Pérez, surja “de su entorno personal” o de cualquier otra índole, no le quita un ápice a la gravedad del hecho violento, que a plena luz del día, frente a su hija, muy cerca de la Casa de Gobierno, un potosino, padre de familia, dirigente empresarial o no, fuera asesinado a balazos, y que sus homicidas, como siempre, huyan sin ser molestados, que sea por problemas personales o por su actividad pública como líder de una cámara, no le resta la suma gravedad al asunto, sólo demuestra, además de la incapacidad de la autoridad, la desesperación del gobierno para deslindarse de su responsabilidad primaria, que es velar por la seguridad e integridad de los ciudadanos…

ENTONCES, sí cualquier ciudadano tiene un problema personal, por ejemplo, tienen una deuda con un agiotista, una disputa judicial o un pleito con un vecino, ¿cualquiera puede resolver el asunto asesinando a balazos a la contraparte, a plena luz del día, frente a su familia y en una zona residencial?, ¿esto le quita la responsabilidad a la autoridad que prometió cumplir y hacer cumplir la ley, como la Ley General del Sistema de Seguridad Pública, que en su Artículo 2 señala que: “La seguridad pública es una función a cargo de la Federación, los Estados y los Municipios, que tiene como fines salvaguardar la integridad y derechos de las personas, así como preservar las libertades, el orden y la paz públicos y comprende la prevención especial y general de los delitos, la investigación para hacerla efectiva, la sanción de las infracciones administrativas, así como la investigación y la persecución de los delitos y la reinserción social del individuo, en términos de esta Ley, en las respectivas competencias establecidas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. El Estado desarrollará políticas en materia de prevención social del delito con carácter integral, sobre las causas que generan la comisión de delitos y conductas antisociales, así como programas y acciones para fomentar en la sociedad valores culturales y cívicos, que induzcan el respeto a la legalidad y a la protección de las víctimas”…

MIENTRAS tanto, el gobernador Juan Manuel Carreras, enterado de que venía la plana mayor de las cámaras empresariales del país y de una marcha para exigir justicia y el esclarecimiento del crimen de Julio César Galindo, “el güerito” puso tierra de por medio, “escurrió el bulto” y se fue ayer a la Ciudad de México, pretextando una reunión con el gabinete de seguridad federal, donde a decir del boletín oficial “hablaron de estrategias de coordinación para la atención a distintos delitos, Juan Manuel Carreras refrendó el apoyo de la federación para que SLP consolide las acciones en materia de seguridad”, por Dios ¿”consolidar”?, si ni Secretario de Seguridad hay en la entidad y las estrategias gubernamentales no sirven para maldita la cosa…

LA administración de Juan Manuel Carreras no naufraga, ya está hundida hasta el fondo de la mediocridad, la ineptitud y el descrédito, gracias a su pésimo desempeño, le urge a “Carreritas” resolver lo antes posible el crimen del líder de la Coparmex, pero ¿los seis muertos de la balacera en Ciudad Valles del pasado jueves?, ¿las dos víctimas mortales de una familia que quedó atrapado en el fuego cruzado en un enfrentamiento en Tanquián, el viernes?, ¿el ejecutado en la balacera en Tanlajás?, ¿o el ancianito asesinado a puñaladas ayer en su domicilio en un presunto robo en la Col. Héroes de Chimalhuacán?, ¿o el cadáver embolsado localizado ayer en Vanegas de ayer? ¿o el jovencito ejecutado a tiros en Pozos?, es decir trece homicidios violentos en menos de cinco días en la entidad, definitivamente, no hay gobierno, Juan Manuel Carreras no puede con el paquete, está rebasado, perdido y sin rumbo…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.