Bitácora

QUE alguien nos lo explique: ¿Por qué Juan Manuel Carreras López, en su propuesta de la Ley de egresos para el 2021, reduce casi el 50 por ciento del presupuesto al campo mientras que a la inútil e improductiva Secretaría de Cultura y sus “elefantes blancos” de museos apenas toca su recurso?. En la iniciativa de la Ley de Egresos para el próximo año presentada el pasado viernes por el secretario de Finanzas del estado, Daniel Pedroza, el Ejecutivo propone para la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Recursos Hidráulicos (Sedarh) un presupuesto de apenas 312 millones 171 mil 981 pesos, cuando el recurso para esta dependencia este año fue de 618 millones de pesos, es decir, un recorte de casi el 50 por ciento…

306 millones de pesos menos para apoyar a agricultores, ganaderos y demás actividades del campo como: la compra de la prima del seguro catastrófico, apoyos para maquinaria y equipo agrícola, instalación de riego, impulso a pequeños productores con proyectos productivos, apoyos para la instalación de invernaderos, entrega de paquetes de semilla principalmente de cultivos forrajeros, construcción de bordos, mejoramiento genético, adquisición de sementales bovinos, ovinos y caprinos, sanidad animal y control de enfermedades y plagas, por ejemplo proteger a la zona citrícola, por ser el estado el tercer productor nacional, para que esté libre de la mosca de la fruta, casetas de control ganadero que ha permitido que después de muchos años SLP pueda exportar ganado y un larguísimo etcétera, que gracias a “el güerito” se quedarán a medias…

DE por sí el campo potosino está en crisis y la población que se dedica a esta actividad, en su gran ,mayoría vive en la pobreza y pobreza extrema, con nulos servicios de salud, de servicios básicos, de educación y de oportunidades, ahora con esta decisión, el gobernador le estaría dando el tiro de gracia, se entendería que debido a la crisis provocada por la pandemia de Covid-19, la baja a la recaudación propia y la disminución de los recursos federales, el gobierno del estado se vio en la necesidad de recortar parejo los presupuestos a sus dependencias, como lo hizo en la Sedarh, pero no fue así…

ES inexplicable e ilógico que Juan Manuel Carreras castigue al campo potosino mientras que a otras dependencias, no tan indispensables ni productivas, apenas les haya reducido un minucia de su presupuesto, tal es el caso de la inútil e improductiva Secretaria de Cultura estatal a cargo del gris Armando Herrera Silva, que para el próximo año le redujo apenas poco más del 2 por ciento de su recurso, la Secretaría de Cultura para el 2021 recibirá casi 338 millones de pesos -26 millones de pesos más que la Sedarh-, pero si sumamos los presupuestos de los museos y la Cineteca que opera la SC, tal como el IPBA, el MAC, el Laberinto, el Federico Silva, el Francisco Cossío, el Centro Estatal de las Artes, el de la Máscara, el del Virreinato entre otros, esta dependencia recibirá 519 millones 291 mil 259 pesos, ¿para qué? Pues para nada, ¿cómo es posible que JMC destine 207 millones de pesos más a una dependencia donde la mayor parte de este año estuvieron cerrados los museos y no se llevó a cabo ningún evento cultural, que mejor destinar los recursos al campo?…

PEOR aún es el caso del DIF-Estatal que encabeza la esposa del gobernador Carreras, Lorena Valle, esta dependencia, en la propuesta de egresos para 2021, reduce su presupuesto apenas en un 4 por ciento con respecto al año pasado, pero aun así es desproporcional e injustificable que el DIF-Estatal vaya a recibir el próximo año más de mil millones de pesos, pues el recuso directo que manejará el DIF será de más de 856 millones de pesos, más de cuatro veces que la Sedarh, pero sumando los más de 161 millones de pesos destinados a instituciones que opera esta dependencia como el asilo Nicolás Aguilar, la Casa Cuna, los albergues Rafael Nieto, Rosario Castellanos y el Temazcalli entre otros, nos da la cifra de mil 17 millones 366 mil 697 pesos, una barbaridad, una injusticia por donde quiera verlo…

“HÁGASE la ley en los bueyes de mi compadre” fue la máxima popular aplicó Juan Manuel Carreras en la elaboración del presupuesto 2021, donde se perjudicó al desarrollo económico, la generación de empleos, al campo, e incluso a la salud y la seguridad, y privilegió a la entrega discrecional y al contentillo del secretario general de gobierno las partidas para “apoyo” a grupos sociales, además de no tocar la obesa nómina burocrática como había prometido, ¿crisis?, ¿cuál crisis?…Armando Acosta

 

Bookmark the permalink.

Comments are closed.