Bitácora

SI después de escuchar, analizar y priorizar la información proporcionada por el INEGI sobre la mortalidad en el último año, los ciudadanos no entendemos de la suma gravedad que atravesamos por la pandemia de Covid-19 y no nos quedamos en casa y observamos todas las medidas sanitarias habidas y por haber, estaremos perdidos como sociedad, cierto, hay un pésimo manejo de la crisis sanitaria por parte de las autoridades, que han sido omisas, irresponsables y están totalmente rebasadas, pero como personas tenemos también una gran corresponsabilidad de lo que nos está sucediendo…

 

A que nos referimos, a los datos revelados ayer por el INEGI: un aumento en la mortalidad en el último año, que las cifras del INEGI de los decesos por Covid-19 en el país, son 45 por ciento más altas que las que a diario ofrecen las autoridades sanitarias, que el 58 por ciento de las personas fallecidas entre enero y agosto del año pasado, murieron en sus casas o en otro lugar diferente a los hospitales, que hasta agosto pasado, se registraron 3 mil 28 fallecimientos más que en 2019 y que tan sólo en los últimos dos meses de 2020 en la entidad potosina se registraron 5 mil 420 decesos…

 

PERO no todas son malas noticias, en estos momentos aciagos y negros debemos de voltear también a lo positivo, según la página de Facebook del Programa Virus Universitario de especialistas de la UASLP, publican cuatro noticias positivas entre tantas negativas” que son las siguientes: “1.- La Organización Mundial de la Salud reporta que los casos mundiales de Covid-19 disminuyeron en un 15 por ciento en la última semana, 2.- También han disminuido los casos de transmisión de la variante inglesa del virus, precisamente en los países en los que los primeros fue reconocida, por ejemplo, el Reino Unido y Dinamarca. Es muy pronto para gritar de alegría pero hoy estamos optimistas”…

 

“LA tercera noticia tiene que ver con la vacuna rusa Sputink V, que es la vacuna que será aplicada en nuestro país. Por nuestra interacción con investigadores de Argentina (país dónde ya aplican esta vacuna), hemos conocido que se realizó un pequeño estudio para conocer la producción de anticuerpos después de la primera aplicación (esta vacuna requiere de dos dosis), se encontró una buena producción en más del 70 por ciento de los individuos en estudio (por ejemplo, para Pfizer la positividad es del 50 por ciento después de la primera dosis)”…

 

CUARTA.- “El miércoles de la próxima semana inicia en nuestra ciudad el Programa Comunitario para el Retorno Seguro (PCRS). El estudio que será realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la UASLP con autorización de la Secretaría de Salud, contempla como primera acción el monitoreo viral en población abierta (en este caso del norte de la ciudad, que en nuestra app ha mostrado ser zona de riesgo y además es área de vulnerabilidad sindémica por la presencia de amenazas químicas, físicas y biológicas).Este programa se completará con la vigilancia metabolómica de daño pulmonar. El objetivo es que con los datos aterrizados en lo local, podamos tener una fotografía más real de los riesgos, para así generar estrategias que nos lleven con mayor rapidez a un retorno seguro en los planos educativo y laboral. En las siguientes semanas seguiremos con el poniente y luego con el sur (no se trata de muestreo masivo sino generar modelamientos con monitoreos limitados, pero perfectamente localizados). Pasamos a la ofensiva” Por favor, cuídese y quédense en casa…

 

PASANDO a otros temas, donde hay una gran molestia es en los trabajadores del ayuntamiento capitalino, quienes acusan a la directora de Recursos Humanos Claudia Fitch y al Oficial Mayor, Luis Miguel Torres, de que a pesar de estar en vigencia el semáforo rojo no han implementado un programa de guardias como lo hacen el gobierno estatal, el Poder Judicial y el Legislativo para evitar contagios entre la plantilla, sino que además los obligan a checar entrada y salida en infectos relojes checadores digitales, donde, principalmente a la salida, los burócratas se apilan sin guardar la sana distancia, además de que no hay ni gel antibacterial, ni nadie que esté desinfectando el aparato cada vez que un empleado pone su dedo, los denunciantes, de los que por obvias razones nos reservamos sus nombres, acusan a los funcionarios de no proteger a los trabajadores del ayuntamiento, además de que no les han otorgado el aumento de sueldo que por ley les obliga, caray, a las actuales autoridades municipales de la capital se les olvida que primero son los de casa y después andar en campaña, ni hablar…

Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.