Bitácora

EN el mundo del revés, donde nada el pájaro y vuela el pez…

TÓMELO bajo reserva pero trascendió, que en el mundo del revés potosino, la dirigente estatal del PRI Sara Rocha, no quiere saber nada del alcalde capitalino, de origen tricolor, Enrique “su alteza serenísima” Galindo, es más, Rocha dice alto y fuerte, a propios y a extraños que no solamente no apoyará al edil para la reelección, sino hará todo lo necesario para impedirlo, en cambio, la líder local del PAN, Verónica “la judas” Rodríguez, se ha convertido literalmente y abiertamente en la presidenta del club de fans de Galindo y su principal y más ferviente impulsora para su reelección, claramente por obvia$$$ razones…

“EL divo de la Aviación” Galindo, es víctima de sus propios errores. Solito se encajonó en una ratonera con muy pocas opciones para continuar su carrera política y estrecho margen. El todavía alcalde capitalino se aisló solo, se creyó sus propias mentiras, se dejó llevar por sus “asesores” y como el cuento de “El traje nuevo del emperador” se quedó en cueros…

MUY “sácale punta” Galindo presume sus “amplias redes” de contactos a altos niveles: al igual se lleva de pellizco y nalgada con el malogrado candidato a la jefatura de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, que uno de sus hijos es casi casi asesor personal de la candidata del frente Xóchitl Gálvez, pasando con que se chatea a diario con el dirigente nacional del blanquiazul, Marko Cortés…

EL hecho es que a escasos ocho días para que se defina y se registre ante la autoridad electoral el convenio de coalición entre el frente opositor, donde se definirá que partido será el que designe candidatos a las alcaldías, Galindo Ceballos no tiene nada asegurado. Para abrir boca y por soberbio, dejó escapar la candidatura al Senado, la coalición opositora ya decidió que será el PAN quien designe abanderado y tendrá que ser mujer, Galindo ni panista ni fémina es…

LA cosa para el todavía alcalde se le complicó aún más el pasado martes, cuando el Consejo Estatal del blanquiazul, aprobó por mayoría que este partido firme convenios de coalición con otras fuerzas políticas para competir unido con el PRI y el PRD, en los comicios locales, todo iba a partir de un piñón para “la judas” Verónica y su patrocinador Galindo, cuando intempestivamente, consejeros como el exdirigente José Antonio Herrán y la actual líder del comité municipal de la capital de Acción Nacional Cristina Govea, entre otros, expresaron su inquietud de que en esta elección para la capital, el candidato de esta coalición deberá de salir de la militancia panista…

ESTAS intervenciones desgranaron la mazorca, de las aproximadas 25 intervenciones, al menos 23 fueron en el sentido de exigir que el próximo candidato a la alcaldía capitalina deberá de ser designado por el PAN, las razones fueron varias y con gran sustento, para empezar, en los pasados comicios municipales, Enrique Galindo ganó con el voto del blanquiazul, aportó 6 de cada 10 votos que obtuvo el actual alcalde, mientras que su partido de origen, el PRI, apenas colaboró con menos de 3 votos de cada 10, con cada intervención, la dirigente Verónica Rodríguez, empalidecía y se mostraba cada vez más nerviosa, ¿cómo le iba a cumplir la promesa a Galindo de hacerlo candidato a la reelección cuando el consejo de su partido le estaba negando la posibilidad?…

ANTONIO Herrán fue más duro: “Estoy muy molesto con que el PRI saque sus candidatos, como lo hizo en la capital, ¿por qué?, porque  no tienen palabra, parece que hubieran barrido con los panistas para poner pura gente de su club, manejaron el ayuntamiento como si fuera totalmente priista cuando fueron los votos panistas los que lo hicieron ganar”. Las alarmas se encendieron en el “war room” de Galindo, ahí comenzó a sentir el verdadero terror, sus traiciones,  mentiras y ese afán de jugarle al Josep Stalin y al Maquiavelo policíaco, le están cobrando facturas, desde hoy temprano sacaron a Verónica Rodríguez  hacer un “carrusel” de medios y entrevistas para tratar de hacer un control de daños tras el rechazo panista a Galindo, incluso llegaron al extremo de despertar de su mona al octogenario Marcelo de los Santos Fraga para intentar levantar el vuelo, pero fue inútil el misil les dio debajo de su línea de flotación…

GALINDO lo sabe, su futuro político e incluso su libertad, está en riesgo. Todo tiene consecuencias y todo se paga tarde que temprano, al igual que sus antecesores, el todavía alcalde comprobará  una vez más que la alcaldía capitalina es un auténtico molino de carne…Armando Acosta

Bookmark the permalink.

Comments are closed.