Bitácora

EL reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública pone en evidencia que hay más procesos de investigación abiertos por casos de narcomenudeo en San Luis Potosí…

LOS orígenes del dato son diversos: algunos casos provienen de la denuncia anónima, otros de revisiones policiales de rutina, unos más de hallazgos circunstanciales y también aquellos que forman parte de investigaciones más grandes…

SIN embargo, el aumento de cifras investigaciones abiertas puede tener su origen en la voluntad de las instancias de procuración de justicia para registrar más casos de manera puntual, en un crecimiento de la incidencia delictiva o tal vez en la inclusión de datos de investigaciones cuyo registro estaba rezagado…

OTRA comparativa podría deberse también al volumen de producción que se va al mercado, parámetro en el que podría haber quienes consumen más, o hay más clientes para los vendedores de sustancias prohibidas…

LO cierto es que el narcomenudeo es un delito por ser una actividad que daña la salud pública, y estrictamente no debería existir ningún caso, pero obvio, es un deseo imposible de cumplir; siempre hay quién hace, quién deja hacer y quién hace como que no ve lo que el otro hace…

CUALQUIER delincuente que comercializa drogas, se las ingenia para hacer llegar el producto a sus consumidores, y obviamente las autoridades que persiguen el delito se dan cuenta hasta que ya hay hechos consumados por una razón simple: las tareas de prevención no están funcionando…

CAMPAÑAS para evitar el consumo de fentanilo llegan a los oídos de los jóvenes hasta en tono de “corridos tumbados”, pero un sonsonete no es suficiente para evitar el consumo de cualquier sustancia; más bien alguien no está haciendo su trabajo de prevenir la libre circulación de estupefacientes…

TAN está muy lejos esa posibilidad, que las autoridades y la sociedad en general probablemente no tienen ni la más remota idea de la verdadera cantidad de droga que circula por los países, por sus calles y por sus áreas rurales; una estadística de denuncias no necesariamente refleja la dimensión total del consumo de drogas; es preciso que las autoridades se metan de fondo a revisar el problema desde sus orígenes…

CADA país tiene sus particularidades, y con base en ellas, es posible trazar estrategias para combatir ese cáncer social de fondo; de lo contrario, con las denuncias hasta que haya hechos consumados, eternamente se habrá estado jugando al gato y al ratón.

PD. Buena nueva de los bikers. Regresaron como antes de la pandemia a las comunidades a repartir juguetes y ropa abrigadora. Acciones ciudadanas como esa, que llevó alegría a niños en Villa de Reyes, son precisamente las que hacen falta como un respiro en la angustia de la crisis, aquella que cada hondo y tanto como las bajas temperaturas de los últimos dos meses, que llegan hasta la médula de los huesos.

Bookmark the permalink.

Comments are closed.