Bitácora

SABÍAMOS que los camioneros se saldrían con la suya, y desde ahora tienen autorizada una tarifa superior a los 10 pesos, para costear la escalada inflacionaria de la que por cierto nuestro Gobierno Federal no nos quiere hablar mucho…

SE trata de una tarifa nada menos que de diez pesos con 10 centavos; el caso es que desde ahora los usuarios tendrán que pagar más por el camión y de ninguna manera es una cifra redonda, y con ella, es previsible el enorme desorden que provocará la falta del “diecito”…

COMO suele suceder, la autoridad reguladora del transporte y las normas de aplicación de las tarifas son tan cuadradas que no dan lugar a una negociación para una tarifa justa…

HASTA eso, en ese aspecto, de los pocos que suelen ser ordenados en la cosa monetaria son los administradores de Transportes Urbanos y Suburbanos Tangamanga, la única empresa de transporte urbano que aunque enfrenta muy graves problemas operativos por la suspensión de rutas de cobertura obligada, está formalmente constituida con todas sus reglas, y también son más ordenados…

UN director de Comunicaciones y Transportes tuvo la idea de solicitar a los bancos enormes cantidades de dinero en moneda fraccionaria, para ponerla a circular a través de los operadores de los autobuses urbanos y la medida requirió de la gestión adelantada de recursos en la Secretaría de Finanzas…

A nadie, en las dos recientes administraciones de la SCT estatal, se le ocurrió echar a andar un operativo de distribución de moneda fraccionaria; solo tomaron decisiones y la tarifa estará en marcha una tarifa absurda de 4 pesos con 61 centavos para estudiantes, personas de la tercera edad y en condiciones vulnerables de discapacidad, con prepago; de 9 pesos con 23 centavos en tarifa normal con prepago y de 10 pesos con 10 centavos la tarifa de pago en efectivo…

CON esa revoltura de tarifas, a nadie se le ocurrió que como mínimo se requieren monedas de 10 centavos para resolver el pago total sin ninguna fracción…

VIENE la otra reflexión…

¿LOS camioneros merecen el incremento a la tarifa?…

MÁS que merecerlo, tienen encima un problema de proveeduría de combustibles, aumento escalonado en los precios de las refacciones y compromisos laborales…

SIN embargo es un negocio de dinero líquido, donde los usuarios no quedan a deber, y por lo tanto nada justifica que prestadores del servicio que tienen un parque vehicular envejecido, no asuman el riesgo de realizar las gestiones que resulten necesarias para reponer los autobuses que van perdiendo su vigencia y utilidad…

LA adquisición de títulos de concesión para la operación de empresas de transporte también trae consigo obligaciones importantes; les falta superar este escenario crítico y avanzar en las gestiones para modernizar los que se consideraban los mejores autobuses de San Luis Potosí: los que cubrían las rutas del centro y los circuitos…

ES hora de ver cómo opera la tarifa de transporte urbano. Sin moneda fraccionaria, sin duda será un caos el proceso de implementación, y es previsible que haya roces entre operadores y usuarios de transporte urbano. Ya veremos.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.