Bitácora

LLEGÓ el tradicional y muy frío día de la Virgen de Guadalupe; con toda seguridad los políticos empiezan a promover sus rezos para ver quién se queda con los cargos públicos, y a quién se le hace por ejemplo una plurinominal en alguno de los congresos o en un Cabildo…

OTROS probablemente pidan el milagro guadalupano de que a alguien se le ocurra frenar la espiral inflacionaria que han provocado los programas económicos hechos por inexpertos, para no depender de tanta cosa que suelen repartir los diversos niveles de gobierno, sobre todo cuando se avecinan los tiempos electorales…

HABRÁ quienes pidan que los autobuses de transporte urbano circulen por lo menos hasta las 11 de la noche, sobre todo porque en algunas rutas hay líneas que paran sus recorridos aproximadamente a las 9, algunos flojos a las 8 y los más gandallas a las 7 de la noche…

TAMBIÉN, las mamás que hacen su esfuerzo diario por educar a sus hijos y por lo menos presentarlos como seres de bien, ya tienen el Jesús en la boca, porque luego los adolescentes se convierten en ovejas descarriadas, pero también piden que el gobierno ayude a educar a los chicos, que no se pierdan en el vicio, que sepan leer, escribir, pensar como matemáticos y con habilidades de investigación para comprobar, porque de eso ya volvió a reclamar la prueba PISA…

LA señora de la tiendita de la esquina está rogando por clientela, porque su negocio se lo están comiendo los comercios mayoristas, algunos de ellos vendedores de cosas baratas pero muy chafas…

ADEMÁS, los pequeños comerciantes piden también salud, que la economía mejore…

LOS futbolistas piden que el Atlético San Luis ya no se quede en el ya merito, y que cinco goles sirvan para que el América no nomás llegue como águila desplumada a la final, sino que realmente consiga la Copa de Oro…

LOS que se benefician de la obra pública, ya andan pidiendo que los gobiernos les contraten tareas de construcción, la señora de las tortillas que siempre tenga agua y maíz disponible, y los panaderos que haya buenas ventas…

LOS cocineros esperan una mejor sazón para sus platillos…

LOS funcionarios salientes están deseando el más jugoso bono de marcha, o por lo menos cargar con un poco de las cosas que juzgan que los otros venideros ya no necesitan, o tal vez se asignen liquidaciones y finiquitos como si fueran trabajadores de base…

SIN embargo, aquellos que solo tienen voz en su casa y voto en las elecciones cuando se les promete algo, ellos con toda seguridad deben estar pagando mandas de feligreses agradecidos por algún bien que se les hizo, o acuden de rodillas y con escoriaciones o rodilleras rotas, a rogar por un mejor San Luis y un mejor México, por tener dinero suficiente para salir adelante, y al menos por tener qué comer al día siguiente, vestir sus zapatos o contar con insumos para la salud…

ES día de la Virgen de Guadalupe y aunque esta columna no es de corte religioso, sí hace votos para que las creencias de la gente se transformen en peticiones para aquellos que pueden o tienen la obligación de resolver problemas. Viene un año crítico y en BITÁCORA, la historia diaria de lo que parece empeorar después de la pandemia, es algo que los creyentes piden a la Virgen que no suceda.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.