Bitácora

LOS datos duros y fríos, que a la oposición le purgan…

“LÓPEZ Obrador es un peligro para México”, fue una feroz, virulenta, pero efectiva campaña sucia emprendida por la derecha y los poderes fácticos del país, cuando en las elecciones Presidenciales de 2006, AMLO crecía en las encuestas a finales de las campañas, amenazando al entonces candidato del PAN, Felipe Calderón (FECAL), éste último “ganó” con un margen de menos del 0.5 por ciento y fue impuesto en la presidencia. Cuando Andrés Manuel ganó por fin la Presidencia en 2019, al ya no funcionar las campañas de lodo, la derecha y aliados auguraban un panorama, principalmente en lo económico, negro, pesimista, devastador y peligroso: devaluación, nacionalización de empresas, que nos convertiríamos en una nueva Venezuela, etcétera, etcétera, pero sus pronósticos fatalistas fallaron, hoy la realidad pone a cada quien en su lugar…

LAS devaluaciones del peso mexicano ha sido una constante en cada sexenio, para no ir tan lejos de aquellos aciagos días donde el valor de nuestra moneda se pulverizaba como con José López Portillo JoloPo, cuando nacionalizó la banca, en los años 70s. Con Ernesto Zedillo la depreciación del peso fue del 185 por ciento respecto al dólar, con el impresentable y primer Presidente panista, Vicente Fox, fue del 14.56 por ciento, con FECAL el 5.53 por ciento y con Peña Nieto del 40.82 por ciento…

PERO por primera ocasión en la historia moderna, con AMLO, no solamente el peso no se ha devaluado, sino se ha revaluado en un 16.48 por ciento, es decir, contrario a la costumbre y malos manejos de anteriores mandatarios, hoy los mexicanos tenemos un “súper peso”. Obviamente, los detractores de la 4T argumentan que el Presidente López Obrador no es el artífice de este fenómeno, al que achacan a una serie de eventos afortunados, parafraseando a FECAL “haiga sido como haiga sido, hoy ya en el último año de la administración lopezobradorista, en nuestro país hay estabilidad en los mercados mexicanos…

LA volatilidad presente principalmente en esas fechas al agonizar los sexenios en turno ha desaparecido, que si la etapa pos pandemia ha ayudado a atraer al país grandes inversiones extranjeras que migran de China a un mercado más cercano a los EU, lo que sea, pero hoy por hoy, con suerte o por aciertos Andrés Manuel tiene ese mérito, otro nimio y pueril argumento de la oposición es que la revaluación del peso afecta a las empresas exportadoras, por Dios, ¿qué no se acuerdan que con cada devaluación que sistemáticamente hemos sufrido los mexicanos venía una ola de inflación que afectaba principalmente a la clase media para abajo?…

OTRO dato que repatea a la oposición es el de los salarios mínimos, como buenos patrones, a la derecha y aliados no les gusta pagar bien a sus empleados, por años, los incrementos al salario mínimo era una burla, una bicoca y una ofensa para los mexicanos, eran aumentos marginales que no alcanzaban a cubrir las necesidades básicas, ni siquiera paliar la inflación que cada año se sufría. Durante los seis años de gestión del atarantado Vicente Fox, el salario mínimo se incrementó en un 33.9 por ciento, durante el borrachín de FECAL, fue el periodo donde el incremento fue más marginal, 27.5 por ciento en seis años, con el prófugo del ácido fólico Enrique Peña Nieto, subió un 36.4 por ciento, mientras que con AMLO, se acaba de anunciar que para el próximo año, ultimo de su gestión, el salario mínimo será de 248.93 pesos diarios, lo que representa que durante los casi seis años de López Obrador, el salario mínimo se ha incrementado en un 181.7 por ciento…

ENTONCES, muy por el contrario de los pronósticos de la oposición fatalista que quería y deseaba que a México le fuera mal, para que a AMLO le fuera peor, esto es al revés: De acuerdo con todos los indicadores, internos y externos, la economía mexicana hoy se encuentra en un nuevo máximo histórico. La creación de empleos con seguro durante 2023 rompe récord según cifras del IMSS, la inversión extranjera alcanzó una cifra histórica, se incrementó casi en un 50 por ciento, las remesas a México aumentaron un 8.4 por ciento en octubre pasado, marcando un récord en la recepción de estos recursos, hilando una racha de 42 meses consecutivos con crecimiento, todo lo anterior a pesar del tremendo bache y grave crisis provocada por la pandemia de Covid-19 que paralizó todo durante casi dos años, pero en fin, la verdad no peca pero incomoda…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.