Bitácora

NO nos gusta decir se lo dijimos, pero…

LO siguiente es un extracto de esta columna publicada el 17 de agosto pasado y dice así: “PASANDO a otros temas, tómelo bajo reserva pero trascendió que por los rumbos de la UASLP pudiera estallar en los próximos días un escándalo mayúsculo. Resulta que Nuestra Máxima Casa de Estudios, durante el último año de gestión de Manuel Villar (2019) y los dos primeros del doctor Alejandro Zermeño (2020 y 2021) la institución mostró gran apertura y colaboración con la Auditoría Superior del Estado (ASE), para la revisión de sus cuentas de los recursos propios, no de las participaciones federales que recibe pues esta es competencia de la Auditoría Superior de la Federación”…

“INCLUSO, a pocos meses de asumir el cargo de rector, en junio de 2020, el rector Alejandro Zermeño, visitó las instalaciones de la ASE y se reunió con su entonces titular Rocío Cervantes, con el objetivo, -según boletines oficiales tanto de la UASLP como del órgano fiscalizador- de reafirmar su postura a favor de la transparencia y rendición de cuentas por parte de Nuestra Máxima Casa de Estudios”. Pero esa no fue la única ocasión que el rector acudió a la ASE a entregar sus cuentas públicas para ser auditadas. El 15 de marzo de 2022, el doctor Zermeño también asistió a rendir cuentas de sus manejos financieros del año 2021, pero ahora se las entregó la nueva titular de la ASE, Edith Muñoz, la foto que hoy ilustra nuestra portada, data de esa fecha…

QUIEN abrió fuego fue la Máxima Casa de Estudios al enviar un contradictorio y confuso comunicado oficial, donde asegura que los recursos que recibe “se administran con eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez para satisfacer los objetivos a los que están destinados”, después dice en su punto número dos, que “congruentes con esta responsabilidad, en lo relativo a los recursos obtenidos para el año 2022 ha sido objeto de varios procesos tales como: presentación de cuentas públicas ante el Congreso, sus estados financieros dictaminados por la Cámara de Diputados, Informes financieros trimestrales a la SEP, auditorías a recursos financieros otorgados por el gobierno del estado y de sus recursos propios por parte de la ASE…

PARA que inmediatamente, en su punto siguiente, el documento asegure textual “Que en el año 2022 no existieron recursos de carácter estatal otorgados por el gobierno del estado de SLP, ni recursos propios considerados en la ley de Ingresos del Estado que pudieran ser materia de fiscalización por la ASE”. Sean serios, fueron objeto o no de auditorías como dicen en su punto dos o no como, lo aseguran en su punto tres. Luego en su punto cuatro, prácticamente desconocen a la encargada del despacho de la ASE, Edith Muñoz, debido a que no ha sido ratificada en el cargo o haber el Congreso designado al nuevo titular del órgano fiscalizador, por lo cual se promovió un juicio de amparo, mismo que fue desechado por el juzgado de circuito. En este punto, en este mismo espacio se ha hablado del tema con mucha amplitud en ese mismo sentido, de la tardanza del Legislativo para designar o en su caso ratificar al titular de la ASE, pues Roció Cervantes renunció desde el 3 de diciembre de 2021, hace casi ya dos años…

AL final del boletín dice que la UASLP, “A 100 años de su autonomía reitera su compromiso inquebrantable con la sociedad de realizar sus funciones de educar, investigar y difundir la cultura, acorde al compromiso moral expresado en 1923 por Rafael Nieto al constituirla como una entidad independiente del Gobierno para alejarla de los vaivenes de la política y garantizando la legalidad y pertinencia de su actuación”, en resumidas cuentas, el sobado argumento de la “autonomía” para no rendir cuentas. La ASE en su calidad de órgano fiscalizador autónomo, no le está solicitando a la Máxima Casa de Estudios que cambie su sistema educativo, sus currículas, su investigación, sus escalafones o su nula difusión cultural, lo único que hace la ASE, como se lo ordena la ley, es que la universidad, como cualquier ente que recibe dinero público, rinda cuentas, no de los dineros federales, sino de los estatales y recursos propios, como ya lo hizo la institución durante al menos  los últimos tres años…

O ¿habrá trasfondo en la negativa?, al reusar someterse a una auditoria la UASLP demuestra opacidad o temor, ¿o será que el rector fue mal asesorado al aceptar en su primer año la auditoría?, ¿hay o no hay adeudo por parte del Ejecutivo a la universidad?, vienen tiempos aciagos, la reelección del Rector está a la vuelta de la esquina y se dará en medio de la contienda electoral constitucional, lo que la hace muy vulnerable y de alto riesgo. En Sinaloa el pleito por la revisión de cuentas está a todo lo que da entre la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) y la Auditoria Estatal, que incluso ya derivó en denuncias penales contra el abogado general y el rector, esperemos que no llegue la sangre al río, hay mucho que perder y nada que ganar en estos pleitos, por parte del Congreso y/o el Ejecutivo, la tardanza para designar o ratificar a la titular de la ASE ya le está provocando problemas, pero en fin…

PD.- Tómelo bajo reserva, pero trascendió que por los rumbos de la alcaldía capitalina siguen los esfuerzos por descarrilar las obras en San Miguelito. Al parecer en estos días aparecerá una carta de una organización denominada ICOMOS, cuya copia obra en poder de este medio, donde condena la destrucción del adoquín “de mediados del Siglo XIX”, de entrada el adoquín es de mediados del siglo XX y no todas las obras está incluidas en perímetro A de la declaratoria de Unesco. se nota a leguas que además de evidenciar su ignorancia, estas organizaciones solo opinan cuando los obligan y no cuando deberían, pero en fin…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.