Bitácora

LA “burra” agrónoma que escribía “baca” en vez de vaca, asi recordaba el finado director de la entonces Escuela de Agronomía, Carlos Valdez a su alumna Marcelina “la cherry” Oviedo Oviedo, Valdez decía que “la cherry” siempre presentaba sus trabajos escolares con horrorosas faltas de ortografía como la de la “baca”…

LA Ingeniero Agrónomo, Marcelina Oviedo Oviedo, saltó a la palestra pública en la pasada legislatura, la LXII, cuando por cuotas y cuates, la bancada de Morena, la impuso, a pesar de ser ilegal por no contar con la profesión afín, como oficial mayor del Congreso. Cual chivo en cristalería, ya en su desempeño como Oficial Mayor, Oviedo hizo y deshizo debido a su inexperiencia en el tema administrativo, sumado a su actitud prepotente, soberbia y déspota…

PERO poco le duró el gusto, a menos de cinco meses de haber asumido el cargo, Oviedo Oviedo fue destituida por la mayoría de los diputados debido a una serie de irregularidades, yerros, fallas, desplantes e insolencias, salió por la puerta de atrás. En los comicios de 2021 intentó ser candidata de Morena a la gubernatura, pero nadie la tomó en cuenta, luego, en abril de 2022, extrañamente llegó como sub delegada administrativa a la delegación estatal del ISSSTE, de nueva cuenta asumiendo un cargo para el cual no tiene capacidad ni conocimiento y los resultados están a la vista de todos: debido a su ineptitud, incapacidad, soberbia y prepotencia, Marcelina tiene a esta institución sumida en severos aprietos…

LA crisis del ISSSTE es bien histórica, pero agravada en los 12 años de los gobiernos del PAN; Fox, y Calderón, como dicta el manual de derecha, desmantelaron por completo al instituto al cual perfilaron para su privatización, la actual administración recibió un cascajo de institución. Toda esta miseria, abandono, desolación y carencias, con la llegada de la ingeniero agrónomo a la subdelegación administrativa se potenciaron, los problemas se multiplicaron y el nivel de toxicidad del ambiente laboral es pegándole a lo radioactivo…

DESDE la llegada a la subdelegación de Marcelina, las quejas, protestas, señalamientos y manifestaciones se han multiplicado, la acusan, además de inepta, de conflictiva, de no resolver sino complicar, de llenar la nómina de la institución con al menos 35 personas de su confianza, la mayoría morenistas que, al igual que ella, no cumplen los requisitos ni tienen la experiencia necesaria para ocupar los cargos, como es el caso de llevarse a trabajar con ella a la no menos gris Marité Hernández, ex diputada de Morena de triste memoria para los potosinos; se pelea con el sindicato, maltrata a jubilados, se pelea con el área médica, acosa laboralmente a los empleados, se pelea con el área de prestaciones, abusa de su autoridad, realiza despidos injustificados, utiliza su tiempo laboral y los recursos públicos para cuestiones abiertamente partidistas, se pelea con todos, “la cherry” Oviedo no olvida sus épocas estudiantiles de rijosa y porriles, donde pintarrajeaba la fachada del Edificio Central y pedía cooperación en su botecito de leche de “baca” …

GENTE problemática como Marcelina hay en todos lados, el problema de tener en estos importantes cargos a gente que no cumple con el perfil ni con la experiencia, principalmente en el área de la salud, es que esta ineptitud acarrea serios problemas que ponen en riesgo el bienestas y hasta la vida de los derechohabientes. Por ejemplo, corta de miras, Oviedo Oviedo presume a sus jefes en México que “ahorró” dinero del presupuesto, pero lo que no les dice es que dejó de comprar medicinas, equipo quirúrgico, material o insumos para el laboratorio por ejemplo, el fin de año pasado presumió que “ahorró” más de 500 mil pesos de las guarderías del ISSSTE, que atiende a cientos de infantes, pero resulta que la guardería tiene más de un año con la lavandería descompuesta, la ropa de cama y de cunas está hecha jirones, se requiere de un mantenimiento a fondo, pero la señora subdelegada administrativa ya ahorró. Por otro lado, el recurso que no “ahorra” lo gasta en puras cosas innecesarias, y lo poco útil que adquiere lo deja durante meses embodegado, uniformes para el personal, medicinas y equipo, echándose a perder por la ineptitud de la ingeniero agrónomo…

TÓMELO bajo reserva, pero trascendió que los daños que Marcelina hace al ISSSTE, son mayúsculos: resulta y resalta que debido a los berrinches, desplantes, malas decisiones e ineptitudes de la subdelegada administrativa, San Luis Potosí se quedó sin un hospital de tercer nivel que el gobierno federal tenía previsto construir en la entidad con un costo superior a los mil 300 millones de pesos. Oviedo Oviedo ya hizo mucho daño, es tiempo de un cambio, que podría estár por venir, pero en fin…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.