Bitácora

EL secretario general del ayuntamiento capitalino, un cero a la izquierda…

DESDE la salida de Fernando Chávez Méndez de la secretaría general del municipio de la capital y la llegada de Jorge Daniel Hernández Delgadillo a este cargo, el segundo en importancia, las cosas van de mal en peor, pues a pesar del trato áspero de Chávez, este tenía colmillo e inteligencia política, Hernández Delgadillo se quedó atrapado en los 80s, donde el priato gozaba de buena salud y el autoritarismo imperaba…

LA relación con el Cabildo pasó de excelente con Chávez a pésima al no tener ni diálogo síndicos y regidores con Jorge Daniel, incluyendo los de su partido y “aliados”, pasando por la ruptura con grupos sociales y empresarios, hasta el desorden interno en el gabinete municipal…

LA muestra más palpable de la inoperancia e ineptitud de la Secretaría General es en el conflicto de El Saucito, donde tuvo que intervenir el Arzobispo de la Diócesis potosina, monseñor Jorge Alberto Cavazos Arizpe, quien fue el artífice de generar las pláticas entre la autoridad municipal y los vecinos inconformes con la construcción del puente a desnivel, así como el levantamiento parcial del bloqueo en la Av. Fray Diego de la Magdalena…

PARA que se llevara a cabo esta primera reunión, una de las condiciones de los vecinos de El Saucito fue que se realizara en un lugar neutro, por lo que se convenió que fuera en la sede del Arzobispado, otra petición que fue otorgada por el prelado fue la de relevar al Párroco Jesús Omar Salazar, señalado por los inconformes de estar coludido y entregado con el municipio al dar su aval a la obra repudiada. En resumidas cuentas, si no es por el Arzobispo Cavazos el conflicto de El Saucito ya hubiera escalado a niveles preocupantes, en una de esas no estaría mal que monseñor le dé unas clasecitas de política a Hernández Delgadillo y eso que el prelado recién apenas cumplió un año de haber llegado a SLP, ni hablar…

“EL que calla otorga”…

TRAS los graves señalamientos de nepotismo publicados en esta casa editorial hace unos días, el Poder Judicial del Estado ha guardado ominoso silencio. Ni Manuelita García Cázares, presidenta del Supremo Tribunal de Justicia, ni la aludida Diana Isela Soria Hernández, integrante del Consejo de la Judicatura han salido a decir esta boca es mía para aclarar, desmentir o confirmar que la señora Soria tiene al menos a 16 personas en la nómina del Poder Judicial, entre sobrinos, hermanas, hijastros, compadres y amigos…

EL pretexto de no hacer declaración alguna del Poder Judicial, según su sempiterna vocera, “es que andamos de vacaciones y no hay nadie que atienda”, de pretextos están llenos los panteones. No queremos una entrevista cara a cara, no queremos incomodar sus cómodas vacaciones, simplemente bastaría un comunicado del Poder Judicial, de su presidenta o de la aludida, para exponer la postura oficial y/o la personal, pero ni hablar. Tómelo bajo reserva, pero trascendió que el próximo año sería la fecha donde la consejera Doria podría buscar la reelección, pero al parecer ésta no se dará, ¿será?…

POR cierto, y hablando de nepotismo, uno de los máximos exponentes de nepotismo en el Poder Judicial del Estado, es el magistrado en retiro Salvador Ávila Lamas, quien en su paso por el Supremo Tribunal dejó a cuanta parentela, compadres amigos y amigas se le antojó, incluso a su mujer y a algunos de sus hijos. Hoy Ávila Lamas es “consultor externo” del Poder Judicial donde cobra por otorgar capacitaciones, con sus hijos, es decir, a unos los dejó en nómina y a los otros cobrando por fuera, vivillo desde chiquillo Don Salvador, es decir, toda la vida…

PASANDO a otros temas, tómelo bajo reserva, pero trascendió que quien podría no irse de vacaciones o irse con mal sabor de boca es el rector de la UASLP, el galeno Alejandro Zermeño, al parecer está cobrando mucha fuerza los amparos de los estudiantes para no pagar cuotas, pues al parecer en estos días un juzgado federal otorgó 30 de estos amparos a igual número de estudiantes, y se espera que en los próximos días se venga un alud de ellos, con el alegato de que en México la educación, al menos la pública, es “laica y gratuita”, se va a poner de a peso, mañana le daremos más detalles…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.