Bitácora

NEGOCIO redondo…

ALGO no cuadra cuando se hacen las cuentas…

EL contrato abusivo firmado para pagar la obra de la presa El Realito y el funcionamiento del acueducto, agrega candados muy peligrosos como seguir pagando aunque no sirva su mugrero…

Y es que la empresa operadora del acueducto, que debería ser sancionada para reponer esa chafez de obra, no solo parece no tener intenciones de arreglar los desperfectos y reemplazar los más de 130 kilómetros de tubería, sino que abriga una esperanza de seguir sobreviviendo del dinero de los impuestos de todos los potosinos…

TODO parece indicar que así ocurrirá, a decir de que sus administradores aún elaboran y mandan sus respectivos CFDI (Comprobante Fiscal Digital por Internet) para robar, perdón, cobrar, por un servicio de pésima calidad que reventó desde la administración municipal capitalina de Ricardo Gallardo Juárez, justo cuando los primeros accidentes del acueducto sorprendieron a la ciudad con un sistema de extracción de agua potable subterránea, que desde entonces ya se encontraba desmantelado y no fue rehabilitado en los años subsecuentes…

SON contratos que el gobierno de Juan Manuel Carreras López nunca revisó, por silencio cómplice con su antecesor, y por los que dejó a San Luis Potosí en una broncota, un tanto por tapar a Marcelo y a Toranzo, y otro tanto por su falta de carácter, que terminó por enterrar un sexenio estatal anterior, que desde finales del primer año de gobierno se derrumbó dando tumbos…

MIENTRAS Juan Manuel Carreras dormía, la empresa operadora materialmente trabajó sin penalizaciones más allá de las multas que aplicó el sector público por la parálisis del abasto de agua provocado por ella misma y permitido por el Gobierno del Estado…

EL fraude con la calidad de la construcción es de tal tamaño, que es fecha que nadie permite la suspensión de los pagos hasta que la constructora arregle su tiradero, y entiéndase como tal, el tendedero de tubos que los ingenieros sabían que no resistían y aún así los instalaron, contradiciendo las normas técnicas que por ejemplo, serían aplicadas al acueducto de la presa El Cuchillo que llevaría agua a Monterrey, elaborado totalmente de acero…

ES más, hace 15 años, en el trienio municipal de Jorge Lozano Armengol, el Interapas construyó un tubo de acero para crear un nuevo sistema de acueducto que condujera el agua protegida desde la presa San José hasta la planta potabilizadora Los Filtros; es obvio que nunca se ha reventado porque su consistencia es fuerte, y cualquier falla solo puede ser producto de un sabotaje…

LA solución existe, pero nadie ha conseguido medidas objetivas para presionar a la empresa a desarrollar su trabajo y reemplazar al acueducto, insistencia constante del gobernador dice estar “hasta la madre”, porque los responsables de la empresa no actúan.

PD1.- Quien de plano no quiere dar la cara para aclarar el desorden de la corporación policiaca de la capital es el alcalde Galindo, quien si tuvo tiempo de ir por un yuki pero no para atender a los medios de comunicación que lo cuestionaban por el asunto de la masacre de Tlaxcala y del joven estudiante de secundaria que se debate entre la vida y la muerte después de ser atropellado por un elemento de la policía municipal y la insensibilidad de condicionar el apoyo médico a la victimaria si sus familiares no otorgaban el perdón, ni hablar es más un importante un raspado que la vida de un jovencito.

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.