Bitácora

POCO a poco se va extinguiendo la generación de políticos que transformaron la vida democrática de México y por la que servidores públicos ajenos al PRI, y priistas que cambiaron de marca, disfrutan de cargos de elección popular, algunos para mejorar la vida y otros para servirse del poder y abusar de él…

APENAS en mayo pasado, se fue la viuda del doctor Salvador Nava Martínez, la señora Concepción Calvillo Alonso a sus 105 años de edad. Junto con otros activistas y políticos construyó la historia de la vida democrática del país…

LO cierto es que la inauguración de la lucha democrática de la época posrevolucionaria es de San Luis Potosí y la abrió Salvador Nava, pero su ejemplo fue llegando a líderes de otras partes del país, hasta que la descomposición del antes poderoso Partido Revolucionario Institucional llevó en 1987 a la etapa fundacional del Frente Democrático Nacional, formado por la corriente crítica de aquel, y por otros actores de izquierda y de derecha; el sistema político del país ya no daba para más…

ARROPADOS en el ejemplo de Salvador Nava, Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo rompieron con el sistema, y lo mínimo que emprendieron fue un camino para la alternancia en el poder del país; Muñoz Ledo participó y se cobijó en movimientos de resistencia de Guanajuato, San Luis Potosí y Michoacán y se fortaleció con la resistencia política de los estados de Baja California y Chihuahua…

LAS nuevas generaciones de simpatizantes políticos conocen muy poco de esa historia, sobre todo si nacieron después de 2001, pero lo cierto es que si no se estudia la historia política de México, se condena a repetir los errores, entre los que se cuenta que cualquier político con labia los puede engañar…

Y a otra cosa…

RESULTA que desde que se tiene memoria, vecinos de fraccionamientos invaden las áreas de actividad común y las convierten en áreas de su uso personal, y sobran los ejemplos de ampliaciones de casas hacia la vía pública, cocheras en los jardines, espacios para fiestas o hasta para construir un pequeño changarro fijo…

DE la invasión de jardines hay largas historias, que por ejemplo remiten a la calle Fuente de Trevi en Balcones del Valle, espacios de jardín en fraccionamiento cercanos a la avenida Hernán Cortés, el derecho de vía en colonias del norte de la ciudad, o el espacio de protección en los cauces de los ríos Santiago y Españita…

EN el primero de éstos, algunos incluso utilizaban el área verde de la lateral norte, para estacionar vehículos de asistentes a fiestas que organizan vecinos del fraccionamiento privado Campestre y otros hasta crean rampas de acceso a sus propiedades, o consiguen de una manera poco clara, permisos para edificar colonias y descargar el tráfico hacia el bulevar; de este último caso, hay un asunto similar en el Río Españita…

LA invasión de espacios públicos es cosa cotidiana, y a veces ocurre sin importar el riesgo…

LOS ciudadanos se portan de esa forma en la medida en que las propias autoridades les faciliten las cosas y el ejemplo está en todos aquellos espacios públicos invadidos, que una autoridad nunca recuperó desde que se plantaron, y a veces asume el costo de la invasión, como ocurrió en los primeros meses del gobierno de Juan Manuel Carreras López, cuando un particular recibió 40 millones de pesos como indemnización para dejar en su lugar una colonia del Movimiento Antorchista…

EN otros casos, las alcaldías emprenden largos y costosos litigios que a veces no llevan a nada, como ocurre en fraccionamientos donde la controversia se complica si el constructor no ha entregado el fraccionamiento al Ayuntamiento del que se trate, para su registro oficial y la dotación de servicios…

SIN embargo, es más común la inactividad para recuperar las áreas de uso común, los predios ajenos o las zonas de riesgo por inundación…

LA invasión de espacios ajenos, prohibidos o riesgosos, ocurre porque las autoridades la fomentan por su negligencia, indolencia o mala fe.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.